La decana de postgrado de la Universidad Santa María señaló que estudiantes, profesores y trabajadores siente la necesidad de volver a las aulas. Explicó que con todas las medidas de bioseguridad necesarias se están preparando para la “semipresencialidad voluntaria” (…) “La matrícula de estudiantes de cuarto nivel está aumentando”


“El sentimiento usemista es un gentilicio que se lleva con orgullo y valor profesional. Somos la primera universidad privada de Venezuela. Estamos relanzando nuestra institución desde la dimensión de la investigación, la docencia y la extensión, con el retorno a clases semipresenciales de forma voluntaria”. Esta afirmación pertenece a Nelly Sánchez, Decana de Postgrado de la Universidad Santa María (USM) quien explicó el nuevo modelo de trabajo que se estableció en esta casa de estudios con la fórmula 7 + 7, “articulado con la plataforma digital que usa la institución”.

Al hablar del crecimiento de la cantidad de estudiantes señaló que “el semestre que culminó llegamos a inscribir 640 alumnos en postgrado, todo esto vía on line. Tenemos previsto recibir en este nuevo semestre el doble de alumnos atendidos el semestre pasado”.

Producto de esta nueva realidad que experimenta el país y el mundo, en tiempos de pandemia, Sánchez subrayó “nuestra oferta académica está creciendo significativamente en términos de postgrado. Las maestrías, las especializaciones, los cursos de extensión, los diplomados y los doctorados son nuestros espacios de trabajo, manteniendo como premisa la excelencia académica”.

En medio de la conversa surge la pregunta: ¿La USM como tiene planificado instrumentar los mecanismo de bioseguridad?

“Nuestra sede de postgrado en El Paraíso ya está acondicionada para recibir a todos nuestros estudiantes con las medidas de bioseguridad que exige la nueva realidad social. Nuestros estudiantes tendrán toda la atención y asistencia académica para poder cursar sus estudios con todo nuestro apoyo institucional. Tenemos todos los protocolos de seguridad activados. Es más, nunca hemos dejado de trabajar, después de tres semestres a distancia tenemos la seguridad de recibir a nuestros estudiantes con alegría y con el entusiasmo universitario que nos caracteriza. Es importante señalar que nuestro aforo por aula no será mayor de 20 alumnos, todo esto cumpliendo con nuestra nueva medidas de distanciamiento físico.

-¿La USM ha tenido la supervisión de las autoridades del Gobierno nacional para este reinicio de clases?

-Desde un plano académico siempre hemos tenido una fluida y profesional relación de trabajo con las autoridades de la Educación Superior en nuestro país. Todas nuestras nuevas iniciativas académicas están planificadas, consignadas y supervisadas por las autoridades.

-¿Cuál es la nueva oferta académica de posgrado emprendida por la USM, en términos de semipresencialidad y presencial?

-Nuestra nueva oferta está enmarcada en los diplomados en medicina legal, con módulo de medicina tanatología, toxicológica y psiquiatría. Para el área económica tenemos los Diplomados en Criptoeconomía y en todas las actividades que tienen vínculo con el área de la economía digital. Con relación a la docencia tenemos la oferta de educación a distancia, estrategias y recursos para ejercer la docencia a distancia, procesos de enseñanza y aprendizaje en entornos virtuales y capacitación docente, todo esto con la nueva plataforma digital con que cuenta nuestra institución. Para el área de Ciencias Jurídicas tenemos prevista retomar la escolaridad en todos sus niveles de postgrando, en el Doctorado de Derecho Penal y por último en Doctorado en Ciencias Económicas.

-Con un planeta que cruza por la pandemia de la COVID-19…¿Qué es lo positivo y negativo de la educación a distancia?

-No podemos comparar estos dos estilos de impartir clases, pero la educación presencial ha marcado la tradición en formación académica de toda la historia universal. Ahora en tiempos de pandemia, el tema de la distancia genera nuevas formas de interactuar con el ejercicio del proceso enseñanza-aprendizaje. Ahora estamos en la obligación de saber manejar con eficiencia pedagógica, todas y cada una de las nuevas herramientas educativas que ofrece el tiempo digital y la enseñanza vía web. Las deficiencias que se plantean con la educación a distancia son, en primer lugar, las fallas de conectividad digital en modo internet. Estamos en presencia de un servicio deficiente y que poco colabora con el tema de la educación a distancia. Con relación al tema pandemia la COVID-19, estaremos atentos como evoluciono los proceso en nuestro país y nos adaptaremos a las nuevas realidades que surjan, todo esto para estar atento de las nuevas estadísticas que se generen producto de la nueva realidad país que ahora experimentamos.

-¿Cuáles son las tendencias de opinión de la comunidad universitaria frente al retorno a clases?

-Es importante destacar que nuestros estudiantes desean volver a clases. Nosotros realizamos una encuesta por la vía digital y el clamor de nuestra comunidad universitaria, tanto docente como estudiantil, está sobre el criterio del regreso a clases. Eso sí, con las condiciones de semipresencialidad voluntaria propuesta como nueva forma de trabajar la docencia nacional. El 80% de nuestros encuestados en nuestra propia plataforma digital, respondieron con el deseo positivo de volver a clases. Nuestra familia usemista ama a su institución y lo demuestra con el deseo de retornar a sus aulas.

-¿Con cuántos docentes e investigadores cuenta para el retorno a clases en el postgrado?

-En términos generales contamos con 84 docentes designado en el área de postgrado. Eso son todos los docentes programados para todas nuestras ofertas académicas. Son profesores de tradición institucional con la suficiente mística y criterio de investigación para trabajar bajo la nueva modalidad de semipresencialidad voluntaria. La mayoría de estos docentes están concentrados en el área de ciencias jurídicas, en ciencias económicas y sociales, sumando también el área de las ciencias en educación.

-¿Cómo están las actividades de extensión en la USM?

-Regularmente estamos en permanente actividad. Nuestra oferta de extensión se caracteriza por incorporar a todo nuestro alumnado, cuerpo docente y administrativo. Todo esto con el apoyo de la comunidad que hace vida en las inmediaciones de nuestras instalaciones universitarias. En nuestro núcleo de postgrado siempre recibimos a toda nuestra comunidad universitaria con el afecto y el respeto que nos distingue tradicionalmente. En reciente fecha realizamos la I Jornada de Actualización en Investigación Crítica y su aporte a la Sociedad del Conocimiento. Todo esto por la vía on line, con invitados de primer orden.

-¿A qué se debe el nuevo reimpulso del postgrado en la USM?

-Es nuestro compromiso institucional con nuestra comunidad universitaria y con nuestro país. De forma reciente la sede de postgrado ha sufrido transformaciones físicas interesantes. En nuestra infraestructura y de forma reciente se inauguró una sala de exposición o una galería de arte, en este mismo sentido se crearon un grupo de aulas virtuales, donde el ejercicio docente se plantea a través del uso pertinente de la web, también contamos con un nuevo centro de documentación que nos permite sistematizar toda la producción académica y de líneas de investigación que genera nuestra institución. En este mismo orden de ideas contamos con un nuevo decanato de investigación y extensión dirigido para el área de postgrado.

-¿Qué tiene para ofrecer de nuevo en el área de tecnología?

-Nuestra nueva plataforma digital TernaNet, donde pueden ubicar todo tipo de información que tenga que ver con nuestra institución, sobre todo en el área académica, institucional, investigación, extensión y administrativa.

-¿Cómo llega la nueva decana de postgrado a la USM?

-Es producto de una trayectoria de profesionalismo y disciplina. Tengo el honor de cumplir 23 años en nuestra institución, primero como docente de pregrado, después como profesora de postgrado, con una amplia trayectoria en el área de la investigación académica. El 16 de junio de este año fui designada como nueva autoridad de postgrado después de desempeñar el cargo de Coordinadora Académica en el área jurídica. En mi nueva labor, lo primero que realizamos fue actualizar todos los contenidos programáticos de nuestra oferta académica, siempre manteniendo la misma malla curricular en cada una de nuestras especializaciones, maestrías y doctorado.

-Para finalizar… ¿Qué se siente ser usemista?

-Somos la universidad de vanguardia: Somos la primera universidad privada del país con mayor tradición histórica y académica de nuestra nación. Somos una familia identificada con nuestra institución, sobre todo ahora en una era de internacionalización de nuestra alma mater. Estamos cruzando fronteras, y por la vía de la acreditación internacional estamos siendo reconocidos a nivel mundial. Con profundo orgullo lo afirmo, yo me siento usemista con elevado sentido de identidad institucional.