El coordinador de los Comités por el Restablecimiento Constitucional sostiene que la presión internacional es indispensable para lograr un cambio en el país, pero aclara: “No para acciones sangrientas militares ni intervenciones”. Propone el llamado a una nueva Asamblea Constituyente con la recolección de firmas sin el CNE y refundar el país. Sostiene que esa constituyente será con todo las fuerzas de la sociedad “por los venezolanos somos hermanos”. Sentencia que “aquí todos somos culpables”, pero se pregunta: “¿Por esos errores no nos vamos a sentar todos a ver cómo logramos que el país salga adelante?

Bajo la premisa de que el cambio político en Venezuela debe darse con una gran discusión entre todas las fuerzas políticas y sociales del país Enrique Colmenares Finol propone el llamado a un espacio de discusión que logré darle una salida a la crisis.

Quien está al frente de Alianza Nacional Constituyente (ANCO), junto Blanca Rosa Mármol, sostiene que debe ser convocado el poder originario y darle un giro a la Constitución eliminando la reelección indefinida del Presidente de la República, recortar el mandato a cuatro años y una sola reelección, restablecer el senado con la autoridad para discutir los ascensos militares, crear doble vuelta en las elecciones entre otras consideraciones.

Llega puntual al encuentro pautado para el programa Con tres puntos y nos regala una conversación agradable y llena de vehemencia en sus plantemientos.

-¿Que hay que reestablecer cuando usted habla de restablecimiento constitucional? ¿Toda la constitución es violada?

-En la mayoría de las cosas fundamentales

-¿Cuáles son?

-Hay unas cosas que son inherentes a ella misma. Lo digo con mucho dolor, esta Constitución no fue bien hecha. Esta constitución fue hecha por un solo equipo. La palabra constitución significa “co instituir”. Entre todos hacemos un pacto social. Cuando se hizo la constitución del 99, se hizo solamente con un solo equipo: el equipo del PSUV, el equipo del presidente Chávez. De 131 constituyentitas, las bases comiciales fueron mal hechas para que tuviera 125 del gobierno. Entonces no fue un pacto social.

-¿Qué hay que reestablecer entonces?

-Toda una serie de errores. Primero, establecieron la elección presidencial por siempre, no pusieron la segunda vuelta, eliminaron el senado, los asensos militares los va a dar el presidente, ergo, acabaron con las fuerzas armadas… Y ahí viene toda una serie de detalles totalmente malignos que han generado este problema.

-¿Y ustedes están proponiendo hacer una nueva constituyente?

-Una nueva constituyente en la cual participemos todos, pero dentro de un principio ético y moral en donde el que tenga una posibilidad del 20% de votos en toda Venezuela, va a sacar el 20% de constituyentistas, y el que tenga 60%, va a sacar 60%.

-¿Y es eso viable en este momento? ¿Cómo se activa?

-¿Cómo se activa? Porque en eso sí tiene una ventaja esta constitución. La ventaja es que con 15% de firmas se activa poder originario y se activa con algo muy importante: con un Consejo Electoral que nombra el propio pueblo firmante. Entonces es el único proceso en Venezuela que se puede hacer sin este CNE, que nosotros consideramos es ilegítimo porque provino de una Asamblea Nacional ilegítima.

-¿Van a recoger firmas?

-Vamos a recoger firmas.

-¿Cuándo van a hacer ese proceso?

-Bueno, ese proceso lo vamos a hacer muy pronto. Habíamos planteado el 5 de julio y esperamos mantener esa fecha. Ya de hecho estamos organizando las planillas, tenemos las bases comiciales esas que nos incorporan a todos y estamos realmente, casi persuadidos de que va a ser una forma de reconciliación nacional.

-¿Recoger firmas para activar la constituyente?

-Para poder activar la constituyente

-¿Y quién legitima esas firmas?

-Venezuela se transformó en una calamidad mundial. Por cierto y lo repito: es la primera calamidad mundial hoy, ya superando a Siria. Si esta es una calamidad mundial, nosotros estamos clamando a los organismos del mundo. Ya estamos haciendo todas las relaciones con la ONU, con la OEA, con la Unión Europea, con toda una serie de instituciones en el mundo. Esto no lo podemos hacer nosotros solos. Esto tiene que ser un conglomerado institucional mundial que diga “este problema que tiene estas características mundiales vamos a participar ayudando en ello”.

-¿Qué deben hacer las organizaciones internacionales?

-Acá tenemos que aplicar normas que están en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y tenemos que aplicar normas que están en el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca de la OEA. Tenemos que aplicar todas esas instituciones. ¡Pero ojo! No para acciones sangrientas militares, ni intervenciones. Los venezolanos tenemos el deber y la obligación de que todos somos hermanos. Yo no estoy admitiendo bajo ningún respecto que nosotros nos ataquemos los unos a los otros. Los señores que están en el gobierno, en el PSUV, son tan hermanos como cualquier otro hermano venezolano. Ahora vamos todos unidos al pacto social de reconciliación nacional y entre todos construyamos el país moderno que todos necesitamos.

-La constituyente sería ese espacio de reconciliación.

-Ese espacio de reconciliación, el único.

-¿El PSUV podría participar?

-Es que tiene que participar y el PSUV va sacar tantos constituyentistas como gente tenga en Venezuela. Si ellos tienen el 30%, tenemos que garantizarles que salgan en 30%, pero con una ventaja: que las decisiones se toman como mayoría calificada de dos tercios. Necesitamos que ellos y nosotros nos acordemos en función de eso.

-¿Qué estímulo tiene el PSUV, Maduro, de participar en esa constituyente? Jorge Arreaza acaba de conversar con Josep Borrell y le dice que están estudiando como observar las elecciones que se han convocado para el 21 de noviembre.

-Ellos están en sus razones para tratar de buscar las fórmulas para permanecer en el poder. Hay que respetarles esa aspiración, maligna para Venezuela, pero es la que ellos consideran que tienen que estimular. Pero el país se está muriendo, se está acabando. Yo les pido a ellos acá, desde lo más dentro de mi corazón, tienen que pensar que esto no puede ser aguantable ni para ellos ni para nadie.

-Sin presión interna que lleve al gobierno a ceder en esa petición eso no es posible. Hasta ahora no ha sucedido.

-No ha sucedido porque creo que nos hemos equivocado.

-¿En que se han equivocado?

-Hay que considerar que si no es con fórmulas de gran apoyo internacional, el gobierno no va a aceptar. Yo tengo esas experiencias en mi vida política, que ya tengo un poco dilatada. Si no hay fuerza para que tú aceptes negociar, tú no puedes hacer absolutamente nada. No estoy hablando de fuerzas bélicas, hablo de presión política. Se hicieron algunas cosas, medidas que se hicieron a nivel de las sanciones y todas estas cosas. Pero no, nunca nos hemos sentado a buscar esa fórmula.

-Sería presión política internacional para que se active esta una constituyente con un nuevo CNE.

-Es que la constituyente establece la activación del poder originario. Y por cierto lo repito, la decisión de 1999 que dio origen para que el presidente Chavez la pudiera convocar, la decisión de la corte suprema de justicia le dice a él: “Cuando el poder constituyente se activa, los poderes constituidos no lo pueden controlar”, que quede eso claro.

-Y ustedes se basarían en ese dictamen de la corte suprema

-Pero no solo en ese dictamen. Esa es la historia constituyente del mundo desde la Toma de la Bastilla.

-Ustedes fracasaron con la Consulta. La consulta no se logró materializar.

-La respuesta de la consulta es por lo que estamos ahora en esto. Nosotros lo dijimos, la única manera de que la primera pregunta, “el cese de la usurpación”, se logre por las vías constitucionales es mediante un proceso de activación del proceso constituyente originario. Es la única. Por eso que todos los que participamos la Conferencia para el Restablecimiento Constitucional, del cual yo soy el coordinador, junto con la doctora Blanca Rosa Mármol, con todas esas instituciones que nos apoyaron, más toda esa serie de personas en el país, que son más de 250 mil, estamos apoyando el proceso constituyente.

-¿Recolección de firmas por cuanto tiempo para la activación de la constituyente?

-Eso va a ser muy rápido porque vamos a permitir, por supuesto, como hicimos en la consulta, dos tipos de firma: La firma presencial y la firma virtual. Tenemos toda la tecnología y estamos pidiendo para este proceso observación internacional. Estamos logrando y tenemos que buscar la observación internacional de la ONU y de la OEA

-¿A quién le van a entregar las firmas?

-Las firmas se la entregamos a esos organismos que las van a respaldar y hay una serie de instituciones nacionales que le vamos a entregar esas firmas.

-¿A cuáles?

-Federaciones, universidades, iglesias… Toda una serie de instituciones, porque esto es una activación del pueblo. No le vamos a entregar las firmas al CNE porque dijimos que ese CNE ya no es. No se la vamos a entregar al Tribunal Supremo de Justicia cuando el TSJ ya sabemos cómo actúa. Y ahí mi preocupación, lo digo con sinceridad. Cualquier proceso electoral que maneje este CNE y maneje con la aprobación del Tribunal Supremo de Justicia, yo tengo muchas dudas. Hasta ahí lo dejo.

-¿Cómo validarlo ante un gobierno que cree que esas son sus instituciones, que se basa en ellas y que hace presión internacional y consigue reconocimiento internacional ante sus acciones?

-Hay una cosa fundamental. La presión internacional en Venezuela no se va a acabar mientras tú tengas un promedio diario de 20 mil personas saliendo del país.

-Eso no saca al gobierno

-Ningún gobierno sale porque quiera irse. Eso es así en la historia de la humanidad. El gobierno tiene que salirse cuando las presiones tanto nacionales como internacionales le hacen una fuerza para que tenga que irse. Hay unos que necesitan más fuerzas y otros menos, eso es otra cosa. Pero ahora hay una fuerza, todos los días los venezolanos aumentamos los problemas. Todos los días aumentan las causas para que este gobierno tenga que irse en forma pacífica, como lo estamos manejando. Tiene que admitir que este es un país totalmente irreal. Este es un gobierno irreal. Este país no tiene ningún análisis de república, de sociedad. Se nos está muriendo la gente de hambre, de pandemia pero también sin futuro

-Entonces… ¿ustedes no participarían en las megaelecciones del 21 de noviembre?

-Nosotros ya fijamos posición, la mantenemos. Aquello que se determinó por el pueblo del 7 al 12 de diciembre de 2020,  que esa Asamblea Nacional era ilegitima, por ende cualquier decisión de ella es igualmente irrita, nosotros no lo estamos aceptando. Y estamos diciendo claro: Venezuela, no aceptemos eso. Aceptar eso es vender la acción del pueblo soberano cuando tomó esa decisión en diciembre del año pasado.

-Pensemos en el escenario donde recogen las firmas, si se lograra activar esa constituyente ¿Qué cosas cambiaria usted de la Constitución?

-La mejor pregunta que me has hecho. En este país hay que cambiarlo todo. Por ejemplo un detalle, este el país con menos ciudadanía en el mundo. Caracas es la ciudad de menos desarrollo de instituciones del mundo. Cuatro millones de habitantes con cinco municipios. Un solo municipio Libertador con dos millones de habitantes.

-Usted crearía más municipios.

-Por supuesto. Los municipios son la base de la ciudadanía. Bogotá tenía el mismo problema, ahora tiene 22 municipios nuevos a partir de la constituyente del 91. Yo pongo un ejemplo: Bélgica tiene un poquito más que Lara, 20 mil kilómetros cuadrados y tiene 586 municipios. Y el estado Lara, con 20 mil kilómetros, tiene nueve municipios.

-¿Cuántas cosas cambiaria además de esto?

-Hay una serie de cosas. Primero, la doble vuela presidencial. Segundo, un periodo presidencial de cuatro años y una sola reelección. El restablecimiento del senado y que los ascensos militares vuelvan al senado, no para que estén solamente en manos del Presidente. Por eso es que destruyeron las Fuerzas Armadas. La destrucción de las Fuerzas Armadas en Venezuela vino de esa “sencilla” decisión.

-¿Padrino López estaría entonces en esa constituyente por ejemplo?

-Yo lo conocí una vez. Lo que pienso es que todos los venezolanos, si nos sentamos aquí como estamos sentados, van aceptar algo como esto. Porque es para ellos el gran beneficio. Esto es imposible para ellos. Qué vida puede tener un funcionario de esos, ¡por favor! Que no pueden ir a la esquina porque lo pitan. ¡Cambiemos! Nos sentamos todos, reconstruimos el país, arreglemos eso. Se acaba la reelección presidencial por siempre, establecemos una doble vuelta, se reestablece el senado, el vicepresidente electo en dupla con el presidente. Un nuevo sistema de justicia con regionalización de la justicia. No puede ser que tenga cinco millones de habitantes en el Zulia y cualquier decisión de cualquier tontería tiene que venirse a Caracas.

-Mientras está funcionando la constituyente, ¿Quién gobierna?

-Eso sí que quede claro. El primer día de la constituyente del 99 llegó el presidente Hugo Chávez para que lo juramentaran y lo ratificaran. Porque la constituyente tiene poderes omnímodos. El primer día la constituyente nombra un gobierno de transición.

-¿Cómo estaría constituido ese gobierno de transición?

-Estaría formado por personalidades del sector civil y democrático de Venezuela y también con personalidades del Gobierno porque tenemos que llegar a esos acuerdos.

-¿Cuánto tiempo mandaría ese gobierno?

-Estamos planteando seis meses para que la constituyente cese e inmediatamente se convoca un proceso de elecciones. Así como la constituyente esta, antes de terminar, sin haber hecho nada, convocó la presidenciales de Maduro a los pocos días, la constituyente puede llamar a una presidencial en los tres meses primeros. Y puede también llamar a unas regionales en los primeros tres meses, pero ya con todos los municipios en Caracas…..

-¿Y da tiempo en seis meses de reconstruir todo el país?

-Mira cuando se ha estudiado tanto, es solo cosa de discutirlo. Las cosas que están tan claras no necesitan anteojos. Eso está clarísimo. En Venezuela el tiempo no es un recurso que necesitamos para hacer las cosas mejor. ¿Quién aquí en Venezuela puede estar de acuerdo con la reelección presidencial permanente? Eso ya esta claro, cuatro años y una sola reelección. ¿Eso hay que discutirlo?

-Hay gente que la defiende

-Allá ellos que quieran defenderla para quedarse para siempre, pero hoy en día, ningún Estado moderno del mundo puede admitir eso.

-Entonces todo este año de proceso constituyente. El próximo año, de elecciones.

-Y terminación de la constituyente

-¿Y cuándo termina?

Estamos pensando que termine el 19 de abril del año que viene

-¿Se instalaría entonces en octubre?

-Eso es lo que estamos planteando, incluso hasta que José Gregorio nos ilumine. Estábamos pensando en el 26 de octubre, el día de nacimiento de José Gregorio Hernández, para que nos haga ese milagro para instalar la constituyente y ese mismo día ella quita los poderes constituidos. O dejará uno o dos del Tribunal Supremo, allá ella. Dejará uno o dos del CNE. Pero sí genera los nuevos poderes.

-Cerremos la conversación con esta reflexión que usted hacía sobre la necesidad de la reconciliación. ¿Es la constituyente el espacio para esa reconciliación? ¿De chavismo, oposición, de todo el mundo?

-No hay otro.

-¿Y cómo queda Juan Guaido en todo esto?

-Si Guaido apoya esto, va a quedar como el hombre que fue necesario para que esto se desarrollara.

-¿Y ustedes han conversado con él? ¿Han conversado con el chavismo?

-Hemos conversado con los dos sectores. Con Guaidó hemos conversado, por supuesto. Recuérdense que tuvo la generosidad con nosotros que me nombró  a mi y a la doctora Blanca Rosa Mármol para coordinar la Consulta. Yo le debo ese nombramiento a ellos. Lo hicimos bien, perdónenme la inmodestia, hicimos un trabajo extraordinario.

-Pero algo pasó.

-Pero algo va a pasar. Ahí es cuando los tiempos lo digan. No hay otra. No había otra manera del cese de la usurpación por la vía pacífica que no fuera esta. Voy a pensar bien. Piensa bien y lograras cosas muy buenas. Ese sería el elemento y yo estoy pensando bien. Tengo esa responsabilidad de pensar bien y creer en los venezolanos independientemente de donde estén. Me parece que un hombre y una mujer venezolana son para mí lo máximo. Vamos a pensar que todo eso lo manejemos todos. Yo me reúno con el que sea. Yo no tengo ningún problema. He ido a reuniones que ustedes no se imaginan. Eso sí, manejando los principios y los valores que son inmutables. Pero que tengamos que reunirnos con el que sea, con muchísimo gusto.

-Hasta con Maduro.

-Con el que sea. Si esto es para que Venezuela salga de esta situación, como dijo Winston Churchill cuando le reclamaban que por qué se reunía con Stalin, si tengo que reunirme con el diablo para que salvemos a Inglaterra, a Gran Bretaña, yo lo hago. Entonces si tenemos que reunirnos, no estoy calificando a nadie de diablo, con cualquier personaje venezolano importante que esté en el sector del gobierno, con muchísimo gusto. Son tan venezolanos como somos nosotros y merecen que nos reunamos. Hemos empezado en unos debates tan innecesarios a veces. ¿Cuál ha sido el ultimo debate en Venezuela? La echadera de culpa. “Usted es el culpable, usted es el que hizo”. Aquí los culpables somos todos. Si yo te cuento los errores que cometimos nosotros. Yo fui ministro casi cinco años, los errores que cometimos no caben en este edificio. Y si analizamos los errores que cometió el gobierno, no caben en las dos torres del Centro Simón Bolívar. Pero hemos cometido errores todos. ¿Ahora por esos errores no nos vamos a sentar todos a ver cómo logramos que el país salga adelante? En eso es que estamos y eso es lo que queremos hacer.