Andrés Caleca: “Vamos camino a una megaplasta y creo que ellos mismos van a tener que suspender esas elecciones”

José Gregorio Yépez

El expresidente del Consejo Nacional Electoral alerta que “la idea de la democracia está desapareciendo en el país, por olvido de los que la vivimos y por desconocimiento de las generaciones que nacieron en el chavismo”

En el diccionario electoral venezolano se conoce como la “megaplasta” un proceso vivido en el año 2000, en el cual se convocaron las llamadas “megaelecciones” en las que se elegirían desde concejales, alcaldes, consejos legislativos, gobernadores, Asamblea Nacional y Presidente de la República.

El proceso, convocado para el 28 de mayo del año referido, tuvo que ser suspendido ante la imposibilidad material de realizarlo. Luego, los comicios se realizaron el 30 de julio.

Las suspensión fue tildada por el veterano político venezolano, hoy fallecido, Teodoro Petkoff como la “megaplasta”, por el fracaso advertido por una serie de expertos electorales y opositores al para entonces presidente Chávez.

Justamente a ese episodio alude Andrés Caleca, quien desde el mes de mayo pasado ha sostenido la necesidad de evaluar la posibilidad de posponer la elecciones que estaban programadas para diciembre de este año, bajo el argumento de que se necesita hacer un proceso electoral creíble, que le sirva al país para ir saliendo de la crisis institucional que vive.

“Vamos camino a una megaplasta y creo que ellos mismos van a tener que suspender esas elecciones porque no las van a poder hacer”, sentencia Caleca.

La crisis del coronavirus obliga a conversar vía zoom y gentilmente accede a darnos su lectura de la coyuntura.

-Hay quienes sostienen que antes se han hecho elecciones en poco tiempo, incluso en su gestión.

-Se lo escuché a Leonardo Morales, en una entrevista contigo. Leonardo es un amigo con quien trabajé. Pero a él se le olvida o se hace el loco con tres cositas: En aquella oportunidad el CNE tenía un funcionariado que manejaba completamente todos los elementos de la técnica electoral, entre ellos, Leonardo Morales. Eran brillantes experimentados. Esa burocracia desapareció. Fueron sustituidos por unos supernumerarios del Psuv. No se puede comparar esa situación cuando Leonardo Morales, era un funcionario de carrera y ahora llegó a la carrera al CNE. Pero además, en 1999 estábamos estrenando toda la plataforma tecnológica, todas las máquinas estaban a tono. Teníamos una empresa integradora de prestigio. Hoy no tenemos las máquinas. Las máquinas se quemaron en Filas de Mariches. Dicen que salieron a comprarlas y nadie las ha visto a 70 días de las elecciones.

Sobre la posibilidad que las máquinas que anunciarán las nuevas autoridades del CNE fueron compradas, usen el software de la empresa Smartmatic sentencia: “Es imposible. Ese software está adecuado y encriptado para esas máquinas de esa empresa que se quemaron por la desidia y el descuido de estas autoridades”.

En este momento de la conversación, es cuando Caleca decide comentar el episodio de las fallidas elecciones de mayo 2000 y relata: Después de aprobada la Constitución del 99, el señor Chávez presidente de la República, se empeñó en renovar todos los Poderes Públicos y sostenía que había que hacer unas elecciones cuanto antes para elegir cámaras municipales, alcaldes, consejos legislativos, gobernadores, Asamblea Nacional y el Presidente de la República. Planteó que eso había que hacerlos en tres o cuatro meses, porque era imprescindible para el país y le dijimos que no. Yo era el presidente del CNE y le dije que ni este, ni ningún Consejo Electoral puede hacer una elección de ese tamaño en un día. Le propuse dividir las elecciones primero parlamento y Presidente y después hacíamos un cronograma para las demás. ¿Qué pasó? Nos botaron a los 6 miembros del directorio y trajeron un nuevo Consejo que produjo “la megaplasta” que llamó Petkoff. Recuerdas el episodio de: el 28, el 28, el 28. Vamos camino a una megaplasta”.

-El Gobierno puede decir que ha soltado a presos políticos, se abrió a la observación internacional, suspenderá la ANC. ¿Por qué no empezar a salir de la crisis política con estas elecciones?

-Todavía faltan presos políticos, no le han devuelto el partido a Primero Justicia, ni AD. Además se han convocado las elecciones de manera inconstitucional e incluyó la elección de 48 diputados nacionales que no están dentro de los linderos de la constitución. De allí saldrán o dos o tres opositores, por eso la cúpula chavista se metió allí. Por otra parte, se violentó el voto de los indígenas en su carácter de voto directo.

Se detiene y enfatiza en esta afirmación: “El CNE se ha echado al pico seis artículos de la Constitución. Ninguna persona puede cambiar la Constitución y en cualquiera de los dos mecanismos que existen este siempre tiene que ir a una consulta”.

Desde su visión de experto en el tema electoral indica que, esta situación que describe trae una serie de consecuencia que enumera de la siguiente manera:

1.- Los, las electores no saben por quién van a votar,

2.- No se sabe si tienen derecho a votar o no porque no se ha visto el Registro Electoral.

3.- No se conoce la máquina en la que se va a votar.

4.- No se sabe cómo son las juntas electorales regionales ni cómo los eligieron.

5.- No se sabe quiénes son los miembros de mesa, ni cómo los van a entrenar.

“Nadie ha sido contactado de los miembros de mesas. ¿Qué pasa si no van?  Llaman a los suplentes y tampoco van a aparecer. ¿Que toca entonces? Llamar a los miembros de la cola. ¿Quienes van estar allí a las cinco de la mañan? La única maquinaria que se puede mover:  Los militantes Psuv y estaremos condenados a tener unas mesas electorales en sus manos”, alerta.

-El Gobierno avanza en su convocatoria a elecciones y no se detiene.

-Las razones de fondo que tiene Maduro para hacer elecciones a trocha y mocha van más allá de quitarse de encima Guaidó y la dualidad de poder. Quitarse de encima esta Asamblea Nacional de mayoría opositora. El gobierno requiere agónicamente de ganar legitimidad en su ejercicio. Una legitimidad que ha perdido a punta de abusos, como la creación de esta Asamblea Constituyente que no ha servido para nada y que la van a dejar de ese tamaño.

Caleca no circunscribe el problema solo al tema político ,sino que percibe un lado financiero.

“Ha perdido legitimidad, incluso son sus propios aliados internacionales Rusia y China, que son dos grandes potencias con aspiraciones imperiales. Esos aliados, le exigen a la camarilla de Miraflores, que resuelva el problema del parlamento. Los chinos han dicho que no hacen un negocio más en Venezuela, hasta que no renegociemos nuestra deuda que algunos analistas calculan en 350.000 millones de dólares, que este gobierno no paga. Para eso, necesita la aprobación de la Asamblea Nacional, porque es lo que está en la Constitución. Los chinos prevén que si hay un cambio de régimen nadie les quiera pagar y se imponen las razones de Estado chinas sobre los intereses geopolíticos, porque son un país serio”, sostiene el analista.

Más adelante indica que unas elecciones improvisadas “no le hacen bien ni siquiera a Maduro. Qué sentido tiene hacer una chapuza electoral en Venezuela enemistarse con todo el mundo en el país, correr el riesgo de que aumente el contagio y probablemente tengan que suspenderla el mismo día de la elección, porque no están preparados para hacerla, botar un poco de real. ¿Qué sentido tiene si nadie los va a reconocer? Van a estar en el mismo lugar que estaban inventaron la constituyente”.

-Pero si tiene un parlamento electo resuelve el tema de legimitidad para renegociar la deuda con China y Rusia.

-La chapuza será de tal magnitud que los chinos le dirán lo mismo que con la ANC, “así no es”. El sistema financiero internacional es uno solo. Sino te reconocen los importantes jugadores del sistema, los chinos no lo harán, se meten en problema con dólares y los chinos son tenedores de la deuda estadounidense.

-Habla de la constitución pero si se prolonga el mandato de los diputados también se sale de lo establecido en la carta magna.

-Quienes proponemos que se pospongan decimos que, sea temporal y que el periodo de los diputados se acaba el 5 de enero y debe ser electa. La idea es suspenderla para organizarlas, en el menor tiempo posible, y se prorroga la autoridad de la Asamblea Nacional porque no ha sido sustituida, cosa que se ha hecho con alcaldes, gobernadores, consejos legislativos, de manera que es perfectamente posible encauzarla.

Con respecto a la responsabilidad de que el CNE haya sido designado por el TSJ, señala que “había una comisión que presidía Angel Medina que debía ser convocada. Se le achacó la culpa a la pandemia, pero todos los parlamentos del mundo estaban funcionando. ¿Por qué no se convocó y por qué la apatía? Los hechos son evidentes: El 30 de abril y el macutazo. Estaban en un doble juego. Esa es la verdad”.

“Otro sector de la oposición se va al TSJ y le pide que viole la constitución y nombre el CNE. Esta es la quinta vez que el TSJ nombra al CNE, pero nunca lo había solicitado la oposición. Nunca un ente extraparlamentario”, dice agarrándose la cabeza.

-La oposición tiene muchas caras… ¿Qué hacer?

.Aquí perdimos la brújula todos. La situación es desesperante. La constitución la viola todo el mundo. Unos para aferrarse al poder, otros por doblez y otros por mantener fantasías. Muy poca política real se está haciendo, que no sea la represiva del Gobierno que si es muy real y exitosa. Hay sector de la oposición al extremo derecho que los sacó de la discusión, porque definitivamente es una discusión entre demócratas.

Al definir el cuadro de los adversarios de Maduro indica que “hay un grupo funcional que vota como sea, que no pide nada. Otro sector que dice ‘no votamos en ninguna circunstancia mientras Maduro esté en Miraflores’, siguiendo lineamientos de los Estados Unidos. Yo vi a Story darle ese lineamiento a Guaidó en vivo. Las elecciones del parlamento no son importantes. A mi encantaría que Story le dijera eso a un diputado de Tennessee y la patada que le daría lo llevaría a la Patagonia.

“La única posición sensata que ha surgido en la oposición es la de Capriles. ¿Apoyas a Capriles? Me dicen. Respondo: él me apoya a mi. Yo vengo diciendo que hay que suspender la elecciones, pero hay que votar y felizmente hemos coincidido. La opción, defender la institución del voto. Yo no le voy a pedir nada a este gobierno, le voy a exigir condiciones a cambio de participar. Al Gobierno le conviene ampliar la base de participación para que las elecciones sean reconocidas. Para eso, no les sirve Timoteo, ni Claudio. Pero una participación más amplia de la oposición con unos candidatos que representen el sentir opositor es otra cosa”., sostiene.

Ya casi finalizando la conversación señala  que la “elección no es para tumbar a Maduro, porque dada la división de la oposición y el grado abstencionista promovido, muy probablemente las ganará el chavismo. Sin embargo, es imprescindible que en ese parlamento este la voz y la presencia de los demócratas venezolanos. La idea de la democracia está desapareciendo en el país, por olvido de los que la vivimos y por desconocimientos de las generaciones que nacieron del chavismo para acá o que eran muy niños y que creen que la democracia es la caja Clap. Rescatar las formas de las democracias. Para eso necesitamos 30 diputados allí”.

-¿Si se hacen las elecciones usted irá votar?

-Es difícil responder y yo no le puedo decir a nadie que vaya a votar en pandemia. En términos personales, si la pandemia me lo permite voy a votar. Pero ese soy yo  desde que estaba en el liceo, para elegir el delegado de curso. Yo no le recomiendo eso como estrategia a nadie. Recuerdo una frase de Betancourt, cuando dijo “hay que ir así sea con un pañuelo en la nariz”.

Vea la conversación completa en nuestra plataforma de Contrapuntoaldía.com.