Dice que los años de gestión chavista lo vacunaron contra la intolerancia, y que es fiel practicante del respeto por todas las posiciones políticas. De algunos temas es mucho lo que dice, pero de otros es más lo que calla que lo que cuenta. Del petróleo, por ejemplo, revela algunas cosas, pero otras –como los inversionistas petroleros con los que han hablado como gobierno de transición- se las guarda para mejores tiempos.

Sin embargo, un dato clave sí lo comparte con Contrapunto: Ya hay un acuerdo político entre la oposición y una parte del chavismo para no privatizar Petróleos de Venezuela (Pdvsa) ni vender Citgo.

-El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, pidió a los países tomar los activos de Pdvsa. ¿Ustedes comparten esta solicitud?

-Nosotros no compartimos que nos quiten las cosas de Pdvsa en ningún sitio. Lo que sí compartimos es que le den al gobierno legítimo el control sobre los activos que el gobierno ilegítimo está usurpando. Eso implica que la Asamblea Nacional (AN), el único poder legítimo en el país, pueda tener el control de los activos, lo que no significa hacer lo que le dé la gana con ellos.

-Lo que plantea Pence es quitarle activos de Pdvsa a la república.

-No. Nosotros estamos en proceso de desbloqueo de Citgo, estamos solicitando que nos devuelvan el control de esos activos. No estamos solicitando que ningún país tenga el control de los activos venezolanos. Nuestra meta es que la AN, como órgano legítimamente constituido, tenga las facultades de proteger los activos venezolanos en el extranjero para evitar que “raspen la olla”.

-¿Qué implica eso en este momento?

-Solicitar a los países que han reconocido al presidente Guaidó que pasen los activos de Pdvsa al control de la AN.

-¿Qué países?

-Hay países que han reconocido a Guaidó. Eso implica activos líquidos, activos fijos, inversiones que tiene la república en fondos extranjeros.

-¿Cuántos lo han hecho?

-Portugal ha bloqueado y ha impedido movimientos de dinero; también lo hizo el Banco de Inglaterra con el oro y Estados Unidos con Citgo. Eso implica el control de participaciones de Citgo en otros países.

-¿La oposición es responsable del estado financiero de Pdvsa, por las sanciones?

-No. Te doy algunos números: cuando llegó Chávez al poder Pdvsa producía 3,4 millones de barriles de petróleo. Hace 10 años la producción estaba en 2,5 millones. Cuando Estados Unidos impuso las sanciones, hace tres semanas, Pdvsa producía un millón de barriles. Entre Chávez y Maduro hemos perdido 2,3 millones de barriles, y eso ocurrió antes de las sanciones. ¿Por qué la situación de Pdvsa? Pidieron préstamos a China que no invirtieron en producción sino que lo gastaron en proselitismo político.

-¿Tiene pruebas de eso?

-La prueba es pública y notoria. Si lo hubiesen invertido en Pdvsa no habría caído la producción en un millón de barriles. Pdvsa ha emitido bonos, se ha endeudado con China y con Rusia, ¿y esos préstamos donde están?

-¿Qué va a ocurrir a partir de ahora?

-Las sanciones van a incidir fuertemente en la caída de la producción. Es una aceleración de la caída.

-¿Está de acuerdo con eso?

-Uno no puede alegrarse de que le sancionen el país.

-Ustedes han pedido las sanciones.

-El responsable directo es Nicolas Maduro. ¿Por qué sancionan a Pdvsa? Porque es una empresa vinculada con un sistema violador de derechos humanos. ¿Eso es culpa de la oposición? ¿Hay alguna declaración, algún documento en el que me hayas visto pidiendo sanciones? Nunca he pedido sanciones, no me alegro por las sanciones, pero responsabilizo de las sanciones a quienes violan los derechos humanos.

-¿Eso no va a afectar a la gente?

-Eso nos va a afectar a todos. Por eso quienes están usurpando el poder tienen que ponerse a un lado para que haya elecciones libres. No es que yo tengo un teléfono rojo que levanto y llamo a Trump y le digo “levántame las sanciones”. Este es un proceso muy complejo, que solo se va a solucionar cuando en Venezuela haya un camino hacia la democracia. El origen de las sanciones es que Pdvsa es el instrumento financiero de una dictadura violadora de derechos humanos. Pdvsa es la caja de una dictadura que viola los derechos humanos. Sin Pdvsa no hay bombas lacrimógenas.

-Si se paraliza Pdvsa tampoco habrá comida.

-Antes de eso habrá una solución política en Venezuela. Nuestra apuesta no es para morirnos de hambre, sino que haya una solución política. Prefiero vivir dos meses de esto que 20 años de dictadura.

-¿Cómo se nombra un nuevo CNE?

-Con la mayoría calificada de la Asamblea Nacional. El tema es que el TSJ ha anulado la AN, es un acto de fuerza.

-¿Cuál debe ser el primer paso?

-Como en Venezuela no hay estado de derecho, el problema nunca será resuelto solo con la Constitución, tristemente. Estoy apostando a que haya conciencia en los factores que apoyan a Maduro para que entiendan que debemos consensuar elecciones libres en Venezuela, y eso no se hace sin presión. Elecciones libres implica cambiar el CNE: tener un órgano imparcial, o por lo menos decente. Lo debe nombrar la Asamblea Nacional. Ojalá el PSUV llevara sus diputados a la AN. La solución necesariamente pasa por la Asamblea Nacional.

-La AN nombró una nueva directiva de Citgo. ¿Quién dirige Citgo ahora? ¿La directiva nombrada por la AN se ha reunido con quiénes?

-Citgo está en un proceso de transición operativa; está empezando ese proceso. Hace cuatro días se hizo la reunión de la dirección oficial del directorio y se designaron las primeras autoridades de control de la empresa. También se hicieron modificaciones en la gerencia financiera. Esa directiva está actuando ya. La directiva de Maduro está recogiendo sus paquetes. Citgo se rige bajo la ley de Estados Unidos, Estados Unidos reconoce la autoridad del presidente Juan Guaidó y las designaciones que se han realizado con esa autoridad.

-¿Qué harán con las sanciones?

-Se están haciendo las gestiones ante la OFAC para comunicar la designación de estas autoridades, para que desbloqueen a Citgo y reconozcan a la nueva directiva. Es un proceso de días, de un par de semanas. No está planteado despedir a los trabajadores, ni sacar a nadie a patadas. Estamos haciendo esta transición de manera civilizada, siguiendo la gobernanza corporativa de Citgo. Nuestro principal interés es enviar un mensaje al mundo: Citgo tiene una gerencia técnica especializada, seria, capaz de reflotar la empresa. Para enviar ese mensaje hemos puesto gente idónea, vinculada con el mundo petrolero, y para eso respetaremos los pasos.
-¿Cuánto vale Citgo? ¿Tiene previsto vender Citgo?

-No estamos previendo vender Citgo ni vender Pdvsa. Expresamente hemos acordado la no privatización de Pdvsa. Eso debe pasar por un proceso de auditoría y de redimensionamiento, porque hay muchas unidades de negocio que no hay dinero para reflotar. Tiene que haber un proceso de reestructuración, porque es una empresa con gravísimos problemas financieros.

-¿Cuánto se necesita?

-Para recuperar los 3,7 millones se necesitan 200 mil millones de dólares en 10 años. Eso no es lineal. No son solo los oleoductos dañados; es también la capacidad de almacenamiento.

-¿Dónde conseguir ese dinero?

-Necesariamente con inversión privada. En las empresa mixtas hay una fuente obvia: nuestros socios B. Hay que estimularlos para que pongan la inversión.  Sin modificar la ley hay un margen de 9% o un poco más. La ley dice que Pdvsa debe ser dueña de 51%, y si el socio está dispuesto a aumentar la producción tenemos 9% de margen. Así nos mantenemos en los parámetros de la ley actual, que creo que es muy mala y hay que modificarla. Pero el mayor ahorro es con la corrupción.

-¿Al parar la corrupción cuánto se recupera?

-Miles de millones de dólares. Es imposible dar un numero, porque necesitaríamos una contraloría activa.

-¿Si la OFAC dice que no?

-Iremos a la vía judicial. Acudiremos a las instancias nacionales y a las de protección internacional. No lo veo como un riesgo inmediato o de alta probabilidad Tenemos 21 demandas en curso en Ciadi. ¿Cuál es el monto total? Está por definirse. El activo más vulnerable de la república es Citgo, porque está afuera. Cualquiera de esas demandas se va a erigir contra Citgo. En las próximas semanas, cuando haya una auditoría seria sobre Citgo, podremos saber mejor la condición. Nuestra meta es construir una empresa seria para renegociar Citgo. Estamos tratando de salvarla y no es fácil. Salvarla para la república.

-¿En cuanto tiempo?

-Tiene que ser muy rápido, porque las acreencias que tiene Citgo también actúan rápido. Nuestro objetivo principal es salvar Citgo.

-¿Han estado en contacto con socios de empresas mixtas? ¿Con cuáles?

-Sí. Sí hemos estado, por lo menos con 15 he estado en contacto. No hay ninguna con la que me haya reunido que no quiera seguir en Venezuela.

-¿Han planteado condiciones para quedarse?

-Plantean mayores controles en la procura, en seguridad industrial, seguridad jurídica, seguridad ciudadana, servicios públicos. Están planteando un control operativo más técnico, que los representantes del Estado ante la empresa sean gente del sector y con conocimiento. Todas las personas con las que hemos hablado quieren quedarse en el país, quieren invertir.

-¿En cuánto tiempo van a recuperar la operatividad de Pdvsa? ¿Cuáles son las metas de producción?

-Hay 5.800 pozos recuperables rápidamente. En el primer año no hay que abrir nuevos campos, sino ponerse a recuperar pozos que en algunos casos están cerrados por mil dólares, por una válvula. El Lago de Maracaibo está en malas condiciones. Conservadoramente podemos recuperar entre 350 mil y 400 mil barriles en un año, pero eso nos da para tener solo lo que tuvimos el año pasado. Ese aumento solo va implicar el cese de la caída respecto al año pasado. Eso se puede sostener un par de años, y luego comenzará a decaer.

-¿Qué van a hacer con la OPEP?

-Celebraré con champaña cuando ese sea mi problema. Estamos tan por debajo de nuestra cuota de producción, que cuando ese sea el problema a considerar es porque hemos triunfado. Cuando tengamos ese dilema es porque hemos aumentado la producción en más de un millón de barriles. Lo nuestro es producir y producir, y luego vemos.

-¿Qué van a hacer con la Faja?

-Si la Faja es negocio para la inversión, Dios lo bendiga. La Faja es petróleo trabajable por diferentes métodos; entre otros, la orimulsión. Tenemos mejoradores a 40% de su capacidad, pero todavía tenemos margen. Estamos vendiendo muy bien el petróleo Merey. Tenemos que recuperar la orimulsión. En la Faja tenemos un valor muy importante para las próximas décadas, quizá en los nuevos usos del petróleo la Faja puede tener un valor; el petróleo extrapesado tiene valor para la petroquímica. Nuestros socios de la Faja han manifestado querer quedarse en la Faja, y nuestro interés es que también vengan otros sectores a invertir en Venezuela. La Faja tiene un interés estratégico para nosotros. Pero si me preguntas a mí donde tiene que invertir Pdvsa, la respuesta es en barriles fáciles, donde se necesiten mil dólares para abrir un pozo. Inversión privada, nacional y extranjera. La gran deuda pendiente es abrir el sector primario a la inversión nacional.

-¿Qué van a hacer con los trabajadores de Pdvsa despedidos?

-Hay que buscar una solución para cumplir con sus derechos laborales.

-¿Lo han evaluado?

-Hemos empezado a evaluar mecanismos. Lo primero que hay que saber es si la data del recurso humano existe, si se guardaron los archivos de la antigüedad de cada uno.

-¿Cuál es el estado actual de la nómina

-No estoy diciendo que todos van a la empresa. Lo que digo es que, con los despedidos a quienes no les pagaron, la empresa tiene una responsabilidad. La idea es que, de acuerdo con las necesidades de la empresa, el que quiera volver y esté calificado pueda volver. La empresa ha sufrido una fuga de capital. Hay espacios por llenar y ojalá que puedan ser llenados por esas personas. Una primera reestructuración laboral de Pdvsa va a venir con la trasferencia de funciones que no le son propias a otros órganos del Estado.

-¿Por ejemplo?

-El reparto de comida de la caja CLAP.

-¿Y donde va esa gente?

-A los entes del Estado encargados de esas funciones. El ánimo no es despedir a nadie, sino hacer más eficiente el Estado reorganizando el Estado. Nosotros no creemos en un plan de recorte fiscal, despidos masivos ni recorte del gasto público, porque eso ya ha sucedido de la peor manera con Maduro. Nuestro plan es de estímulos, por la vía de muchos préstamos de organismos multilaterales. El déficit no se va a cubrir con recortes.

-¿También van a trabajar con Rusia, con China?

-Estamos deseosos de trabajar con Rusia y con China: que traigan más dinero a Venezuela, que sientan que están en un país que les ofrezca garantías en el negocio petrolero y en otras actividades. Van a ser tratados con respeto.

-¿Tienen contacto con ellos?

-Sí. Para lo petrolero y para otros temas.

-Ustedes dicen que el petróleo seguirá siendo de los venezolanos. ¿Cómo?

-Los yacimientos de petróleo seguirán siendo de los venezolanos, como lo establece la Constitución de 1999. No tenemos prevista ninguna modificación constitucional en el ámbito petrolero.

-¿Pdvsa funcionará como empresa de capital abierto?

-No está previsto en este momento. Hay acuerdos políticos. Hemos presentado este plan a parte del chavismo. Hay un amplio consenso en el país para no privatizar Pdvsa de ninguna forma.

-El fondo patrimonial que proponen Leopoldo López y Gustavo Baquero, ¿cómo funcionaría?

-El libro se escribió hace dos años, y cuando se escribió la producción era de más de 2 millones de barriles. La situación actual es el doble de mala. El fondo implica que hayamos logrado repotenciar la industria petrolera venezolana. El fondo no es viable en el primero o segundo año; es una propuesta a mediano plazo. ¿Qué vamos a mandar al fondo si no hay excedentes? Pero la idea está, la convicción está. La condición es que, cuando el país vuelva a tener un excedente petrolero, lo gastemos por primera vez en nuestra historia en lo que puede atacar la pobreza estructural: educación, salud, vivienda, seguridad social.