El presidente de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores de la Ciudad, Campo y Pesca de Venezuela (Cbst) calificó de “triunfo” la participación de la delegación de Maduro en la 108 Conferencia de la OIT

La situación actual que enfrentan los trabajadores del país no se resuelve solo con convenciones colectivas o incrementos salariales, afirmó este martes el presidente de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores de la Ciudad, Campo y Pesca de Venezuela (CBST), Wills Rangel.

“No es solo con convenciones colectivas ni aumentos salariales que vamos a resolver la situación de hiperinflación”, dijo el dirigente sindical durante una rueda de prensa.

A los trabajadores les comunicó que desde la central y todas sus federaciones siguen conversando con el Gobierno del presidente Nicolás Maduro para buscar alternativas para el “salario integral”.

“Tenemos que buscar beneficios integrales donde se vea reflejada toda la familia del trabajador (…) Estamos en una situación estratégicamente difícil por lo tanto no nos vamos a presentar con soluciones para las condiciones normales, vamos a presentarnos con soluciones de guerra”, explicó.

Eso involucra alimentación, vivienda, salud y educación para mejorar la calidad de vida, agregó.

Según Rangel, Maduro “lanza medidas económicas privilegiando el poder adquisitivo pero inmediatamente el sector industrial, Fedecámaras y Polar, lanzan medidas hiperinflacionarias y destrozan cualquier posibilidad de mejorarlo”.

“Normalmente discutimos convenciones colectivas e incrementos salariales y resolvemos la situación. Hoy eso no es así, tenemos que hacer cosas de mayor envergadura”, manifestó.

Al ser consultado sobre cuáles son esas “soluciones de guerra”, dijo que están en “plena discusión, pleno debate”.

La conferencia de la OIT

El presidente de la CBST calificó como un “triunfo” la participación de la delegación del Gobierno de Maduro en la 108 Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“Una vez más el Gobierno revolucionario ha sido ratificado ante la ONU y específicamente ante la OIT cuando la comisión de poderes de esa organización no admitió la solicitud de Estados Unidos de desconocer la delegación de Maduro”, indicó.

Asimismo, acotó que Washington y los países que integran el Grupo de Lima “se quedaron con los crespos hechos” porque la Comisión de Poderes “no admitió esa solicitud” y la intención de “imponer una supuesta delegación del innombrable Guaidó”.