La bolsa de valores comenzó la sesión en verde pero rápidamente comenzó a registrar pérdidas, ahora se preparan para un escenario de perspectivas negativas después del aumento de casos de coronavirus fuera de China

Wall Street ampliaba sus pérdidas este martes a media sesión y el Dow Jones, principal indicador, bajaba un 1,57 % -más de 400 puntos- en una jornada marcada de nuevo por el miedo de los inversores a que se prolongue un escenario de desaceleración económica a causa del coronavirus de Wuhan (COVID-19).

En el ecuador de la jornada, el Dow Jones de Industriales perdía 440,06 puntos y se situaba en 27.520,74 enteros concretamente, mientras que el S&P 500 se depreciaba un 1,70 % o 55,70 enteros, hasta los 3.170,19 puntos.

El índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan importantes grupos tecnológicos, retrocedió un 1,61 % o 148,37 unidades, hasta 9.072,40 puntos.

Todos los sectores perdían terreno a media jornada, liderados por el energético (-2,78 %), el de materiales básicos (-2,5 %) y el industrial (-2,41 %).

En Wall Street, que comenzó la sesión en verde pero rápidamente comenzó a registrar pérdidas, el nerviosismo se apoderaba de los inversores, que se preparan ya para un escenario de perspectivas negativas después del aumento de casos fuera de China, especialmente en Irán, Corea del Sur e Italia.

Los expertos apuntan a que es ya inevitable pensar que el brote de coronavirus de Wuhan llegará tarde o temprano a Estados Unidos, donde el número de casos registrados hasta la fecha se ha mantenido bajo.

En este sentido, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos aseguró hoy que el coronavirus se propagará por el país y que las familias deben prepararse para una pérdida de ingresos y cambios en la vida cotidiana.

“No se trata de si el coronavirus se propagará por Estados Unidos, sino de cuándo y cuántas personas tendrán una enfermedad grave”, dijo en una teleconferencia Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias, del CDC.

Las últimas cifras oficiales apuntan a que hay 53 casos confirmados del COVID-19 en Estados Unidos, de los cuales 36 corresponden a pasajeros del crucero Diamond Princess que estuvo anclado en Japón y que fueron repatriados la pasada semana.