“Hay que destacar la gravedad de la caída del consumo, sobre todo de alimentos, donde se observan disminuciones preocupantes”, advirtió el presidente de la Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución

Para Vicente Brito, presidente de la Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución, es preocupante la caída del poder adquisitivo del venezolano, situación que ha generado la disminución del consumo, principalmente de alimentos.  

“Las consecuencias causadas ante la creciente crisis social ha afectado a más de un 90% de la población en su calidad de vida, capacidad de consumo y deterioro familiar”, afirmó el expresidente de Fedecámaras.

Brito también indicó que las cifras publicadas por los gremios agroalimentarios indican una reducción significativa en el consumo de carne, pescado, pollos, cerdos, huevos, leche y quesos en niveles preocupantes, entre los más bajos del mundo.

“Se estima que dos tercios de las familias venezolanas se alimentan inadecuadamente, no consumiendo ni un 40% de las proteínas esenciales establecidas por la Organización Mundial de la Salud y la FAO”, concluyó Brito.