Frente al tema de la investigación de la Corte Penal Internacional al Gobierno venezolano la encuesta sobre la percepción de los derechos humanos de Equilibrium Cende indica que 72% está de acuerdo con que este proceso se esté llevando adelante

Los venezolanos en estos momentos concentran su atención en la resolución de los problemas del día a día vinculados con las necesidades básicas y la supervivencia y dejan en segundo o tercer plano el tema de los derechos políticos y civiles.

Así se desprende de la Encuesta Nacional de Percepción Social sobre la Situación de los Derechos Humanos en Venezuela, del Centro de Investigación Equilibrium Cende.

Para analizar el trabajo de campo realizado conversamos con Verónica Medina, coordinadora regional de Investigación de Equilibrium Cende, quien nos atendió láminas en mano para tratar de desgranar los resultados del trabajo de campo realizado.

Señala que el estudio arrojó que los venezolanos sienten que los derechos más vulnerados durante el último año son la salud y el derecho “al trabajo digno y salario digno”.

Explica Medina, en un tono que tímidamente trasluce su zulianidad, que el top five de los derechos humanos más vulnerados lo completan “el derecho al agua potable, a la alimentación y a la seguridad personal”.

“El tema del derecho a la salud está muy vinculado al ambiente que se ha generado con la pandemia y por ello hay mucha atención puesta en la salud”, asegura la investigadora.

-¿Cuáles son los derechos considerados más importantes por los consultados en la encuesta?

-Como tendencia general obtuvimos que son los Derechos Económicos, Sociales Culturales y Ambientales conocidos como DESCA, específicamente el derecho a la vida, a la salud, a la alimentación, a la educación y al trabajo digno. En el último escalafón de las prioridades están los que han sido considerados como los derechos civiles y políticos en donde están el derecho a la protesta, al voto, a la seguridad social, libertad de expresión.

-¿Cuáles son los grupos más afectados por la violación de los derechos humanos según el estudio?

-Los que destacan por encima de todos son las personas pobres y los adultos mayores. Lo importante de esto es que no estamos hablando de grupos precisamente pequeños, estamos hablando de la mayoría de la población.

-¿Cuáles son los derechos más vulnerados?

-Hay dos que destacan. El derecho al trabajo y al salario digno aparece como un derecho prioritario por todo el mundo. En segundo lugar el derecho a la salud que está muy vinculado a la pandemia y los estragos que ha causado.

Responsables y perspectivas

Laminas en mano Verónica Medina hace un cruce entre los derechos más conocidos por la población y los considerados más importantes. Destaca la coincidencia que hay en esta percepción.

Respecto a las responsabilidades de las violaciones de los derechos humanos en el país, indica que todos los grupos consultados señalan a los cuerpos de seguridad del Estado como los principales de perpetradores de los hechos irregulares que atentan contras las personas.

Destaca que oficialistas, independientes y opositores coinciden en las menciones al FAES, SEBIN, Policía Nacional Bolivariana y las Fuerzas Armadas como las instituciones que más violan los derechos humanos en el país.

“Hay un matiz en los oficialistas que incorporan a esta lista al ‘Gobierno Interino de Guaido’ como uno de los violadores de derechos humanos”, acota la investigadora.

Sobre las perspectivas de la gente sobre cómo evolucionará el respeto a los derechos humanos en los próximos cinco años, Verónica Medina señala que el 38% percibe que la situación no cambiará, es decir “se respetarán lo mismo”, mientras que 31% piensa que habrá un retroceso respecto a la situación que se vive hoy.

Llama la atención sobre el tema porque ante la pregunta: ¿Los derechos humanos en Venezuela se respetan más, menos o lo mismo que hace 5 años atrás? La respuesta que se obtuvo fue que el 49% de los consultados dijo “se respetan menos”.

Al cruzar estos resultados pareciera que hay una sensación de estamos mal y no hay perspectiva de mejora.

Tolerancia y sanciones

“Existen dos casos en los que la mayoría de la población está de acuerdo con que el Estado no respete los DDHH: cuando se cometen violaciones de niños y niñas (57%) y cuando se cometen asesinatos (53%)”, indica Medina.

Explica que hay dos casos adicionales en los que un amplio segmento de la población justifica que no se respeten los derechos humanos: “Cuando se cometen actos de terrorismo (46%) y cuando se comenten actos de delincuencia (41%)”.

“Los oficialistas y los jóvenes son los grupos más permisivos ante situaciones de violación a los derechos humanos jóvenes”, indica Medina.

Agrega que “la mayoría de ellos consideran que hay casos específicos que justifican que el Estado no respete los derechos humanos”.

Al mirar el tema de la investigación de la Corte Penal Internacional indica que, 72% está de acuerdo con que este proceso se esté llevando adelante.

“Sin embargo, prefieren una intervención indirecta, es decir, investigaciones y recomendaciones, más que la intervención directa como sanciones gubernamentales”, explica Medina.

-¿Cómo percibe la población las sanciones?

-El 51% está de acuerdo con sanciones si esto sirve para promover el respeto de los derechos humanos, sin embargo, cuando preguntas si han sido efectivas solo 12% considera que han sido efectivas. El 44% percibe que no han servido para nada y otro treinta y tanto por ciento dice que han empeorado la situación. Hay un mensaje claro, las sanciones no han servido para promover el respeto de los derechos humanos en Venezuela ni objetivos similares.