El sector más pobre ni siquiera puede consumir huevos, señaló el director de Ciudadanía en Acción

Tenemos una mejora en la disposición de alimentos en Venezuela, entre 2019 y 2021 se han duplicado los alimentos disponibles, el alimento está en el anaquel pero el gran tema es quién lo puede comprar, describió este viernes Edison Arciniega, director de Ciudadanía en Acción.

El gran tema es la desigualdad, quién tiene capacidad para comer más o menos. El plato de comida de los más pobres tiene 200 gramos (tres cuartas partes de raíces, tubérculos y pastas y una cuarta parte con vegetales y un poco de proteínas, lideradas por sardinas, mortadelas y queso). El sector más pobre ni siquiera puede comer huevos.

El otro sector tiene 600 gramos al día, con un plato en el que hay 30% de productos de origen animal, hay cereales, hay vegetales.

Un 32% de consumidores tienen capacidad de adquisición de alimentos en dólares, tienen ingresos en dólares en forma estable, señaló.

El país debe trabajar en varias dimensiones, opinó. Se necesita libre fijación de precios, porque eso permitió reactivar la rentabilidad del sector comercial del alimento. También, aranceles bajos, porque buena parte de lo que tenemos son productos importados. Igualmente se debe seguir permitiendo el uso de moneda dura.