Nuevamente la hiperinflación impide que los venezolanos puedan cumplir con esta tradición que, en otros tiempos, comenzaba desde el mes de octubre.

Pintar la casa antes de termine que el año, otra de las costumbres navideñas por excelencia en Venezuela, también se queda en el pasado por los altos precios de las pinturas.

Nuevamente la hiperinflación impide que los venezolanos puedan cumplir con esta tradición que, en otros tiempos, comenzaba desde el mes de octubre.

En un recorrido realizado por el equipo de Contrapunto, se pudo observar los precios de las pinturas este miércoles 4 de diciembre.

En Catia, un cuñete de pintura de caucho tiene un precio de Bs 882.000 (21 dólares) según el cambio del día, mientras que la misma presentación de pintura “Clase A” satinada blanca cuesta Bs 1.680.000 (40 dólares) .

En la avenida Baralt, un cuñete de pintura de caucho se consigue entre Bs 1.250.000 (30 dólares) y Bs 3.990.000 (95 dólares), el precio depende de la calidad y color.

Los cuñetes de pintura de caucho tipo A, B y C en Chacao tienen un precio de Bs 5.700.000 (135 dólares), Bs 4.400.000 (104 dólares) y Bs 2.300.000 (54 dólares), respectivamente.

Por galón, las pinturas tienen un precio en Catia de Bs 252.000 (6 dólares) si son de caucho, Bs 882.000 (21 dólares) de esmalte o aceite, y Bs 630.000 (15 dólares) brillo de seda.

En Chacao, los galones de pinturas brillo de seda y de aceita cuestan Bs 1.720.000 (41 dólares), mientras que la de caucho tiene un precio de Bs 1.400.000 (33,3 dólares).

Por su parte, en la avenida Baralt los precios por galones de las pinturas brillo de seda oscilan entre los Bs 990.000 (23,5 dólares) y Bs 1.350.000 (32 dólares), las de caucho están entre los Bs 350.000 (8 dólares) y Bs 490.000 (12 dólares), y las de aceite en Bs 750.000 (18 dólares).

Los “cuarticos” de pinturas de aceite en Catia, cuestan entre Bs 252.000 (6 dólares) y 350.000 (9 dólares); en la avenida Baralt se ubican en Bs 250.000 (6 dólares), y Bs 720.000 (17 dólares), en Chacao.

Los empleados de ferreterías coincidieron en que, el nivel de las ventas ha bajado considerablemente comparado con años anteriores.

Aunque en ferreterías como la consultada en la avenida Baralt, al oeste de Caracas, aseguraron que mantendrán los precios hasta que se agote la mercancía, la mayoría de los negocios indicaba los precios directamente en dólares o alertaban que se actualizan diariamente conforme aumenta el dólar paralelo.