24.2 C
Caracas
domingo, 21 abril, 2024
Publicidad

El mercado de Guaicaipuro tiene dos caras y las dos están marcadas por la cicatriz del coronavirus

Texto y fotos: José Gregorio Yépez y Vanessa Davies

Fecha:

Comparte:

En el mercado bajo techo los precios se expresan en bolívares, aunque el dólar oficial está presente en los locales con la tasa del BCV. En el mercado desplegado en las aceras el dólar es el gran patrón

Hay un mercado de Guaicaipuro bajo techo (el que depende del municipio y en el que los precios están marcados en bolívares), y un mercado a cielo abierto en el que la ley de la oferta y la demanda se tasa en billetes verdes.

No es que no acepten dólares bajo techo (tanto los aceptan, que en los locales se publicita la tasa oficial del día). Es que los precios se muestran en bolívares, y este jueves 1 de octubre el kilo de pimentón se ofrecía en 1,5 millones de bolívares. El pimentón se ha convertido en una suerte de commoditie en Venezuela.

El bullicio en las aceras de la avenida Andrés Bello depende de los alimentos que se ofrezcan. Los vendedores de café aclaran que se vende y no se regala. Este jueves se podía conseguir un kilo de queso, supuestamente procedente del estado Barinas, en un dólar (en comercios establecidos un kilo de queso supera los dos dólares). El dólar, el gran comodín para hacer mercado en Venezuela, permitía comprar kilo y medio de sardinas, o también tres manzanas rojas. Como es costumbre en los puestos callejeros se consigue un kilo de leche del clap en cuatro dólares, y ni así la compraban.

En este trecho el tapabocas es un babero en muchos rostros, y para el comercio ambulante el gel o el alcohol son lujos imposibles. En cambio, en la entrada del mercado dos muchachos se encargan de ponerte desinfectante en las manos, y hay una casita de goma que cumple funciones de cabina de desinfección. Si todo esto falla, siempre te queda la figura del Divino Niño a quien rogarle que te mantenga a salvo de la epidemia.

Ya adentro el susto lo causan los precios y no el coronavirus. Carne de primera en 1,6 millones de bolívares, el kilo de pernil en 1,7 millones, el de pollo en 800 mil. Más de 2 millones de bolívares el kilo de filet de pescado. Para el virus de la hiperinflación no hay mascarilla ni alcohol.

Las tiendas de ropa del nivel inferior únicamente saben de santamarías abajo. No trabajan porque solo se permite la venta de alimentos. Las rosas azules volvieron a salir y los puestos de flores las prometían en un dólar. Comercios de productos espirituales estaban activos con la esperanza como negocio. Cuando el futuro es incierto el presente se vive minuto a minuto.

Para contactarnos escribe a nuestro correo editorial [email protected]
Recibe la actualización diaria de noticias a través de nuestro Grupo WhatsApp 
Twitter | Instagram

━ más como esto

Aguiló y Cifuentes finalizan su rol como Co Ceo’s de Wave Tech Hub

El primer centro de innovación tecnológica de Venezuela, Wave Tech Hub, ya no tendrá como directores a sus fundadores Luis Cifuentes y Carlos Aguiló,...

El Real Madrid gana al Barcelona y queda a un paso del título

El Real Madrid está más cerca de ser campeón de Liga. El  después de llevarse en el último minuto un disputado Clásico en el...

Rusia bloquea la web de Reporteros sin Fronteras tras muerte de su reportero en Ucrania

Roskomnadzor, bloqueó el domingo la web de la organización Reporteros sin Fronteras después de la muerte en Ucrania de un reportero de guerra ruso. Los usuarios no...

Colombianos marchan en rechazo a políticas de Gustavo Petro

En Colombia, los ciudadanos tomaron las calles este domingo en rechazo a las políticas impuestas por el Gobierno del presidente Gustavo Petro en el...

Inicia la consulta popular para proyectos sociales en el país

Este domingo, 21 de abril, se realiza el procedimiento “Consulta Popular Nacional 2024”, con el objetivo de elegir los proyectos sociales que ejecutará el...