Los expertos de la firma consultora afirma que una dolarización tampoco incentivará la entrada masiva de inversión extranjera por los altos riesgos asociados a la falta de seguridad jurídica

La firma Torino Economics reconoce que la dolarización de facto que se ha dado en el país es un proceso que se mantendrá y se profundizará en la economía a lo largo de este año.

Sostiene que este proceso ha sido incentivado por el propio Estado venezolano, el cual ha utilizado este fenómeno como un mecanismo que le permite generar una sensación de “prosperidad relativa” en ciertos sectores de la economía, aunque la compañía internacional desestima que el gobierno de Nicolás Maduro esté en la búsqueda de una dolarización oficial en Venezuela

“Más allá de las limitaciones de las sanciones comerciales impuestas a nivel internacional, el Gobierno no posee mayores incentivos para implementar un proceso de dolarización”, dijo la empresa consultora.

Ese sentido, afirman que una dolarización tampoco incentivará la entrada masiva de inversión extranjera por los altos riesgos asociados a la falta de seguridad jurídica que prevalece en el país desde hace varios años.

Sin embargo, señalan que para que ocurra, Venezuela debería contar con un nivel de reservas internacionales en dólares lo suficientemente amplio que posibilite el intercambio de la moneda doméstica por la moneda de anclaje. 

Con respecto al tipo de cambio indican que la moneda local, el bolívar, no debe estar sobrevaluada ni sobrevalorada, y el proceso debe ir acompañado del fortalecimiento del sistema financiero nacional y sus mecanismos oficiales de supervisión.

La consultora destaca que en la integración monetaria de facto que ha tenido lugar en Venezuela las monedas con mayor dominio han sido el dólar y euro, respectivamente, pero cabe acotar que en las circunstancias actuales, el Gobierno venezolano no suscribe acuerdos comerciales con los países o bloques emisores de estas monedas. Esto dificultaría la posibilidad de tener las reservas necesarias para una dolarización oficial.

Limitaciones

Las limitaciones de las sanciones comerciales impuestas a nivel internacional, ocasionan que el gobierno no posean incentivos para implementar un proceso de dolarización, si se toma en consideración que alrededor de 20% de la población está ocupada por el sector público, los cuales perciben sueldos anclados al sueldo mínimo que ronda los 6 dólares al mes.

Por su parte, el menguado sector privado, a pesar de ofrecer mejores condiciones salariales que el sector público, tampoco está apto de asumir estructuras de costo internacionales.