Pekín respondió con reciprocidad a la última subida de tasas impuesta, el viernes pasado, a bienes chinos por valor de 200.000 millones de dólares

China impondrá aranceles a bienes importados de Estados Unidos por valor de 60.000 millones de dólares, informó este lunes el ministerio de Finanzas del país asiático.

Con esta medida, que se hará efectiva a partir del 1 de junio, Pekín responde a la última subida de tasas impuesta por Washington a bienes chinos por valor de 200.000 millones de dólares que entró en vigor el pasado viernes.

Según anunció el organismo a través de un comunicado en su página web, China espera, pese a la medida, que las dos partes “puedan volver a sentarse a la mesa de negociaciones, trabajar juntos y encontrarse en un punto medio basándose en el respeto muto y la igualdad”. 

El viceprimer ministro chino, Liu He, el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin (c), y el encargado de comercio exterior de EE.UU., Robert Lighthizer (d), se reunieron el viernes. Foto: EFE.

El pasado viernes el presidente estadounidense, Donald Trump, inició el proceso para imponer aranceles en 300.000 millones de dólares en importaciones de China, lo que sumado a los gravámenes actuales cubre el valor total de los bienes chinos importados anualmente por EE.UU.

En un comunicado, el encargado de comercio exterior de EEUU, Robert Lighthizer, desveló que Trump tomó esa decisión en la mañana, aunque el mandatario ya había amenazado con imponer aranceles de 25% a otros 325.000 millones de dólares en importaciones procedentes de China.

“Tendremos 325.000 millones de dólares a 25%. Y estamos empezando hoy (viernes) los trámites para hacerlo”, dijo Trump el jueves 9, previo a la reunión entre las delegaciones para negociar.

Foto: EFE.

Lighthizer no especificó en su comunicado si la tasa arancelaria será de 25% y se limitó a explicar que el presidente le ha ordenado “comenzar el proceso para subir las tarifas en básicamente todas las importaciones chinas que quedan, que están valoradas en aproximadamente 300.000 millones“.

Sin embargo, no indicó cuándo podrían entrar en vigor esos nuevos gravámenes y dijo que este lunes 13 de mayo habrá más detalles en la web de la Oficina del Representante de Comercio de EE.UU. (USTR, por sus siglas en inglés) acerca de esa medida.