El consejero delegado de la petrolera española indicó que siguen recibiendo los cargamentos de crudo con los que PDVSA está pagándole su deuda

La petrolera española Repsol reafirmó su voluntad de mantener los negocios con Venezuela “como venimos haciendo desde hace 25 años”.

Así lo expresó el consejero delegado de la empresa, Josu Jon Imaz, durante una conferencia de analistas en la que presentó los resultados trimestrales.

Agregó que dan prioridad a la seguridad de su personal y recalcó que la petrolera está cumpliendo las normas locales e internacionales en los países en los que opera y estará pendiente de eventuales cambios legales y de su posible impacto en el negocio.

Asimismo, explicó que la petrolera española sigue recibiendo los cargamentos de crudo con los que su homóloga estatal venezolana Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) está pagándole la deuda.

La producción en el país en el primer trimestre de este año ha estado por encima de lo esperado y de la registrada en el cuarto trimestre de 2018. En este sentido, Imaz informó que la exposición patrimonial de Repsol en Venezuela ha descendido desde los 456 millones de euros a cierre de 2018 a 436 millones al término del primer trimestre.