La extensión del decreto que prorroga la suspensión del pago de alquileres de viviendas y locales cerrados pasa a ser un tema secundario debido al problema sanitario del país, señaló Francisco López, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela.

Vamos a resolver primero nuestro problema sanitario, propuso López en entrevista con Unión Radio. Ojalá de aquí a octubre estemos en otro momento.

Intentar subir un canon de arrendamiento de un local que no funciona es inhumano, pero tampoco es justo mantener el mismo canon si el local produce mejor que nunca, opinó.

El decreto está bien porque prima el acuerdo entre las partes, dijo. La gran mayoría entiende la situación, porque es solo para locales y viviendas cerradas. Los que estén abiertos tienen que pagar.

Lo bueno es que nos pusimos de acuerdo en 95% de los casos, y en los otros han actuado las instancias.

Pero el mercado inmobiliario está en muy mal momento, comentó. Han caído las ventas, en marzo se desplomó, por lo menos 5% o 10% por debajo, por miedo, por la cuarentena y el cierre de registros y notarías.