El petróleo de Texas cayó 2,4% y cerró en 61,42 dólares el barril, mientras que el petróleo Brent bajó 1,65% y terminó la jornada en 70,96 dólares

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó este miércoles 2,4% y cerró en 61,42 dólares el barril, principalmente a causa de una acumulación de inventarios como no se recuerda desde julio de 2017 en EEUU, a lo que se suma la incertidumbre de la demanda por el pulso comercial con China.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en julio, nuevo mes de referencia, retrocedieron 1,71 dólares respecto a la sesión previa.

Los futuros del petróleo se hundieron este miércoles sobre todo por una acumulación inesperada en las reservas de crudo de Estados Unidos, lo que agravó aún más las preocupaciones ya existentes de los inversores de que una guerra comercial prolongada entre Washington y Pekín pueda afectar la demanda futura de crudo.

Según un informe de la Administración de Información de Energía, los inventarios de crudo de Estados Unidos aumentaron en 4,7 millones de barriles en la última semana, en su nivel más alto desde julio de 2017.

Y esto cuando los analistas, citados por medios locales, habían pronosticado una disminución de 599.000 barriles a medida que las refinerías redujeran la producción.

A esto se añade que la perspectiva de una lucha arancelaria a largo plazo entre China y Estados Unidos que también presiona los precios del crudo.

Las dos grandes economías mundiales están en unas conversaciones comerciales que ahora mismo están en un punto muerto.

Foto: EFE.

El precio del barril de petróleo Brent para entrega en julio terminó este miércoles en el mercado de futuros de Londres en 70,96 dólares, un 1,65% menos que al finalizar la sesión anterior.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, concluyó la jornada en el International Exchange Futures con un descenso de 1,19 dólares respecto a la última negociación, cuando cerró en 72,15 dólares.

El precio del Brent retrocedió tras conocerse que las reservas estadounidenses aumentaron la semana pasada en más de 4,7 millones de barriles, cuando el mercado esperaba una caída de 1,2 millones de barriles.

La subida contrarrestó el impulso al alza de las tensiones en Oriente Medio y de la perspectiva de que el nivel de oferta va a estar limitado en los próximos meses.