La compañía canceló sus planes de cargar este mes cerca de 5 millones de barriles de petróleo venezolano, tal como lo reseñó Bloomberg

La mayor empresa estatal de China, China National Petroleum, paró la compra de petróleo venezolano después de las sanciones de Estados Unidos (EEUU).

La compañía canceló sus planes de cargar este mes cerca de 5 millones de barriles de petróleo venezolano, tal como lo reseñó Bloomberg.

La medida podría representar un revés para el ejecutivo de Nicolás Maduro, que cuenta tanto con China como con Rusia para mantener al país en funcionamiento en medio de una crisis humanitaria, escasez de alimentos e hiperinflación.

La oficina de prensa de PetroChina declinó hacer comentarios sobre los rumores del mercado, citando la política de la compañía. El 5 de agosto, Trump firmó una orden ejecutiva autorizando sanciones a cualquiera que brinde apoyo a Maduro. El líder de la oposición, Juan Guaidó, reconocido por la Administración Trump como el líder del país, cuenta con el respaldo de más de 50 países.

El rechazo de PetroChina no significa que China vaya a apartarse por completo del petróleo venezolano, indicó la agencia informativa. Según fuentes familiarizadas, otras empresas podrían continuar suministrando a las refinerías independientes de China con crudo de la nación sudamericana.