El ministro de Petróleo aseguró que la acción “fue planificada” desde Colombia, y bajo la anuencia y complicidad del gobierno de Iván Duque, que pretendía una “tragedia” de “magnitudes incalculables”

A través de las redes sociales, este sábado 4 de junio el ministro de Petróleo de Venezuela, Tareck El Aissami, se pronunció sobre las fallas que presenta el sistema eléctrico de la refinería petrolera de PDVSA, conocida como El Palito, ubicada en el estado de Carabobo.

En el marco de lo sucedido, el miembro del gabinete de Nicolás Maduro aseguró que los daños que actualmente se presentan en referida refinería de El Palito responden a una “acción criminal fraguada desde Colombia”, y acusó directamente al presidente Iván Duque Márquez como responsable de lo sucedido.

Sobre el presunto plan desarrollado por el Gobierno de Iván Duque, el funcionario político señaló que la estrategia se desarrolló al “manipular” los sistemas de protección, aclarando que esto tenía como objetivo que de ello derivara “la inhibición en la planta petrolera”, a la vez de ocasionar una explosión de consecuencias incalculables.