La empresa india Nayara no tomará embarques en el mes de abril debido a que las negociaciones las realizaba Rosneft Trading

Las refinerías indicas Reliance Industries y Nayara Energy planean reducir las compras de petróleo venezolano a partir del mes de abril por temor a que nuevas sanciones de Estados Unidos bloqueen todos los negocios con Pvdsa.

De acuerdo con tres fuentes consultadas por la agencia Reuters, Reliance no ha solicitado crudo venezolano para abril. Igualmente sostuvieron que Nayara Energy tiene previsto dejar de procesar el petróleo nacional en sus refinerías luego de recibir dos cargamentos que deben salir de Venezuela en marzo.

Una de las fuentes de la agencia Reuters aseguró que Nayara no tomará embarques en el mes de abril debido a que las negociaciones las realizaba Rosneft Trading.

Esta compañía resaltó que cumple todos los requisitos impuestos por las sanciones de Estados Unidos, y en un correo electrónico a Reuters reafirmó su “compromiso con esta posición luego de los recientes anuncios”.

La acción de las refinerías indias, que además tienen una importante exposición operativa y financiera a Estados Unidos, reduciría severamente las compras por parte de uno de los últimos grandes destinos de exportación del país, ya que India representaron en enero aproximadamente un tercio de las exportaciones petroleras de Venezuela.

La decisión surge en medio de amenazas del presidente Donald Trump de aumentar la política de sanciones al Gobierno de Nicolás Maduro.

En 2019 Washington impuso sanciones a Pdvsa con el fin de aislarlo de Estados Unidos, medida que también detuvo el comercio con importantes compradores de crudo.

Este mes, la administración de Trump agregó a la lista de sancionados a la compañía Rosneft por su vinculación con la estatal petrolera, por lo que las empresas tienen hasta el 20 de mayo para liquidar sus relaciones con la empresa rusa.

Actualmente las petroleras Chevron, de Estados Unidos; Eni, de Italia; y Repsol, de España, están autorizadas por el Departamento del Tesoro para recibir crudo venezolano como pago de dividendos y préstamos.

Reliance está por recibir alrededor de 2,9 millones de barriles de crudo de Chevron y Eni, cargados en enero en Venezuela, según datos de seguimiento de buques de Refinitiv Eikon y documentos de Pdvsa, pero el uso de intermediarios para obtener petróleo venezolano puede ser solo una solución a corto plazo para clientes en Asia a medida que Washington imponga nuevas sanciones.

Elliott Abrams, representante especial de Estados Unidos para Venezuela, dijo a Reuters que las empresas autorizadas a mantener operaciones con Pdvsa podrían perder el permiso en el futuro, y acusó a navieras y petroleras de transferir petróleo venezolano en altamar para disfrazar su verdadero origen.

Un acuerdo entre Reliance y Pdvsa del año pasado un suministro mensual de 4 millones de barriles de crudo venezolano a cambio de diesel, de los cuales en febrero la estatal petrolera nacional asignó 3,9 millones en tres cargamentos, a los que suman 3,8 millones a Nayara a través de Rosneft Trading, y se esperan volúmenes similares para el mes de marzo según los programas de exportación a los que tuvo acceso Reuters.