El hundimiento del buque Nabarima, en el Golfo de Paria, es continuo y la embarcación no está en condiciones de garantizar la estabilidad de la carga, de unos 1,3 millones de barriles de petróleo, acotó el diputado Tobías Bolívar

La Asamblea Nacional (AN) acordó solicitar a la Organización Marítima Internacional (OMI) y a Naciones Unidas realizar una inspección urgente al buque Nabarima, ubicado en el medio del Golfo de Paria y cargado con 1,3 millones de barriles de petróleo que pueden causar un desastre ambiental en el estado Sucre y en países vecinos, como Trinidad y Tobago.

El hundimiento del buque Nabarima, en el Golfo de Paria, es continuo y la embarcación no está en condiciones de garantizar la estabilidad de la carga, de unos 1,3 millones de barriles de petróleo, acotó el diputado Tobías Bolívar.

“De 80 trabajadores apenas quedan en la embarcación seis”, alertó. La situación es apremiante y en cualquier momento puede ocurrir ” lo peor: un derrame petrolero a gran escala”.

La legisladora María Gabriela Hernández, presidenta de la Comisión de Ambiente, explicó que han enviado cartas al Instituto Nacional de Espacios Acuáticos, Pdvsa e, incluso, la italiana ENI, para alertar sobre el riesgo de derrame.

Pdvsa, a regañadientes, consiguió “la forma de estabilizar el Nabarima”, indicó Hernández. Descartó que las sanciones de EEUU tengan que ver con la crisis del tanquero.

El país espera que ENI “logre realizar con éxito el trasvase de la carga”, subrayó.

El buque ha perdido autonomía y sus instalaciones se han deteriorado, es “una bomba ambiental” cinco veces “más grande que el Exxon Valdez”, detalló el parlamentario Luis Stefanelli. El dirigente solicitó inspección internacional