El coronavirus se llevó por delante la cotización de los precios del petróleo en la Bolsa de Valores de Nueva York hasta llevarlo a terreno negativo por primera vez en su historia. Esto desestimula la posibilidad de captar inversiones en el sector

Los ingresos que podría percibir Venezuela por su ventas de petróleo se ven heridos de gravedad. A la ya mermaba capacidad de producción se une la peor caída de los precios de la historia energética mundial.

Los precios cerraron el lunes en terreno negativo cotizándose el West Texas Intermediate (WTI) en -37,63 dólares, lo que sucede por primera vez desde que se vende el crudo a futuro.

Esto coloca a Venezuela en situación muy complicada porque su principal fuente de ingresos está trabajando a pérdidas y por lo tanto los ingresos se anulan dificultando todas las proyecciones de la operatividad del país.

Para conversar sobre esta situación llamamos por teléfono a Rafael Quiroz, economista petrolero conocedor de la industria nacional a quien le consultamos cuál era la primera lectura que le daba al acontecimiento.

“De mantenerse este nivel de precio petrolero Venezuela estaría dejando de percibir 40.000 millones de dólares”, sentencia Quiroz.

-Si hacemos una abstracción y colocamos el precio al nivel de 20 de abril… ¿Cual sería el promedio de la cesta venezolana?

-Haciendo cuentas a primera vista el promedio se ubicaría 2,30 dólares y eso proyecta la cifra de 40.000 millones que dejarían de entrarle a país.

-Las inversiones necesarias serán más difíciles.

-Con esto se desestimula el capital financiero internacional que hubiese estado pensando en buscar una oportunidad de inversión huirán hacia otros commodities como el cobre o el oro.

-¿Cómo se moverán de ahora en adelante los precios? El crudo Brent no se movió así.

-Todo esto va a tener su efecto. Además el recorte de la Opep+ es partir del 1 mayo. Depende de cómo reaccionará el mercado internacional porque hay que tomar en cuenta que el WTI se cotiza solo en el mercado de los Estados Unidos.

-¿Bajos para siempre?

-Esto nos coloca a niveles de precios del 1973 antes del primer gran shock petrolero con la guerra del Yom Kipur. Lo que ha marcado la historia de los precios del petróleo es la volatilidad, así que nadie podrá decir que los precios serán bajos para siempre. Veremos cómo se recupera la economía mundial. La economía va amarrada al petróleo. Es una ecuación inseparable.

Finalmente al enumerar los impactos internos de este evento Quiroz indica que quienes compraron petros han perdido casi todo su dinero porque al estar atado su valor al precio del petróleo este sufre la misma suerte.

Así también pasaría con los pasaportes y todo lo que esté atado al petro como el salario mínimo. “Si el salario mínimo es igual a medio petro, saque la cuenta cuanto debe ser en este momento” señaló finalmente el analista.