28.7 C
Caracas
domingo, 21 abril, 2024
Publicidad

Benjamín Tripier: Este 2024 hay que verlo desde el realismo informado y con los pies en la tierra

José Gregorio Yépez @goyepez

Fecha:

Comparte:

El analista de entorno señala que los proyectos petroleros perfilan mejoras comparadas con el 2023, sin embargo algunas variables pueden introducir ruido en el escenario venezolano

Economista, metódico en el análisis de entorno, y a pesar de ser un optimisma de vocación, pisa tierra en el análisis de la Venezuela de 2024 y señala que deja de lado la discusión del “vaso medio vacío o medio lleno, me quedo con lo hay”.

Así es Benjamín Tripier, con quien conversamos en el ocaso del 2023 sobre un país que cerró con estabilidad cambiaria, con una flexibilización de sanciones, pero con un escenario geopolítico complicado y con una dibujo por hacerse en la política interna.

Habla de una transición que ya comenzó y que muchos no se han dado cuenta y que si bien se esperan que pasen cosas en la oposición y su liderazgo, no descarta que el el chavismo también se puedan dar movimientos.

Destaca la falta de confianza que tiñe la mirada de los inversionistas que miran hacia el país y la necesidad de que el Estado y los empresarios cumplan con el rol que deben jugar en una sociedad.

– En Venezuela no se pueden hacer proyecciones a largo plazo. ¿Cuál es la visión que tiene Benjamín Tripier para el primer trimestre del año 2024?

Normalmente el primer trimestre de cada año es la contiunidad inercial del año anterior. No debemos de tener mayores cambios, pese a que suele haber eventos -como los ha habido a partir de la mitad de octubre en adelante- que han cambiado las cosas.

-¿Qué cosas cambiaron?

-Si en la primera semana octubre de 2023 me hubieras preguntado sobre el año próximo yo te decía… ‘mira, esto es un desastre, no vamos para el baile, etcétera’, pero después vino Barbados y después vino la suspensión transitoria de sanciones petroleras, la suspensión permanente de negociar bonos de Venezuela en el mercado secundario y el levantamiento -esto sí transitorio- de las sanciones contra Banco de Venezuela y contra el Banco Central. Entones hay eventos que te cambian un poco el panorama y te dicen “un momentico si yo pensaba cerrar déjame esperar un poquito”.

Tripier destaca la realización de las primarias opositoras que según su apreciación dieron un impulso “de aire fresco, de contrapesos de democracia, más allá de cómo llegamos a ella”.

“Empezamos a tener ese refrescamiento con la firma de Barbados el 17 de octubre. El 18 de octubre la suspensión de la GL 44 suspensión transitoria, después vinieron las primarias y entonces se respiró otro ambiente. Surge la posibilidad de jugarle al optimismo informado, no el optimismo fantasioso sino uno con bases concretas”, grafica el analista.

La otra cara

Sin embargo no todo fue positivo poorque luego se comienza a manifestar la persecución a los opositores, la prisión de Roberto Abdul durante y se vuelve un tiempo de mucha tensión.

“Vuelve a la superficie el comentario que hacías sobre la confianza, pòrque se daña con los codos lo que se hizo bien con las manos. ¿continuará o no continuará?”, comenta Tripier.

Cuando habla del referéndum del 3 de diciembre indica que pasó a segundo plano el reclamo terriorial y se coloca en primer término el referéndum.

“Ya no es el reclamo. El debate es si votas o no votas. Si votas cinco veces sí, o tres y dos no, si eres de Maduro o de María Corina”, ilustra.

Tripier se detiene en su explicación solo para hacer hincapié en que se comenzó “a enrarecer el ambiente y entonces me muevo del optimismo informado, al realismo informado. Yo no me voy a detener a ver si el vaso esta medio lleno o medio vacío, me quedo con el ‘esto es lo hay’, cuando vea la cantidad de agua y voy a tomar decisiones desde este realismo informado”.

“A partir de ahí la pregunta sobre las expectativas que había antes de ese 17 de octubre era cerrar con la inflación en 350% o 400%; el dólar en 70 y cuando cambia esto inmediatamente uno recoge y dijimos, el dólar va a cierra en menos de 40 y la inflación, a lo mejor no pasa de 300.

-¿Por qué pasa eso?

-Porque en un momento hubo el optimismo de que las cosas pueden mejorar. Cuando ese optimismo se apaga no hay un retroceso, sino que se estabiliza y empezamos de nuevo. Sabemos que el dólar se va ir devaluando por escalones, se va mantener plano a mediados de enero, luego otro escalón y una nueva meseta. Y eso es válido porque si bien no por las mismas razones, pero inflación y devalación se mueve acompasadas

-¿Cuando hablábamos del optimismo informado y pasamos al realismo informado no hay un retroceso en el tema de expectativas?

-Sí. Cambian las expectativas. Te pones con los pies sobre la tierra y te dices déjame dejar de ser inocente con mis expectativas de optimismo informado y ahora sigo necesitando información, porque veo que cada vez más que, a mi empresario, me hace falta información política y social.

Comenta que en general empresario no tiene como fuente natural la política y tiene información de su mercado, de sus clientes, sus proveedores, la parte financiera y “dónde consiguen los reales y su capital de trabajo”.

Explica que comienzan a presentarse “puntos ciegos. Hubo primaria, el impacto de lo que yo no manejo bien que es lo político y social. Comienza a aumentar el tamaño de ese punto ciego”.

“Es como que vas manejando miras por el retrovisor y no hay nadie, y de repente aparece un motorizado en la ventanilla del copiloto”, ilustra el analista y agrega que cuando el punto ciego es poco es manejable, pero cuando se agranda el empresario necesita referentes para no esperar que le salga más de un motorizado en la puerta”.

-¿Hoy es más grande ese punto ciego?

-Sin duda, por eso como empresario es necesario más que nunca tener ese tipo de lecturas.

-¿Por qué?

Porque el optimismo te puede costar carísimo. Hoy hay que aterrizar.

-Pero la economía no retrocede a situaciones peores a las que anteceden a eventos como Barbados y las licencias.

-Lo que sucede es que la pendiente negativa de caída que tenemos se atenúa. Mira que no hablamos de que el dólar baje, sino que no suba tanto. En el tobogán lo que cambia es la pendiente. Desde el año 2014 vamos con pendiente negativa. Hubo momentos en los primeros ocho años que la pendiente era de más de 45 grados y  prácticamente estábamos en caída libre. Por eso perdimos 80% del PIB.

Señala que el PIB puede ser que crezca, sin embargo “el problema que tenemos es lo que hemos hablado en otras oportunidades: el Producto Interno Bruto de un país es la electricidad que tiene. Si no tenemos más electricidad que la tenemos difícilmente podemos tener mayor PIB”.

Coloca el ejemplo de una caja de pizzas que tiene espacios vacíos pero no puede crecer más. Indica que Venezuela es una caja de pizza pequeña y si se quiere pasar a la mediana habría que invertir 40.000 millones de dólares.

“El fondo de esa caja pequeña es un rompecabezas y las piezas  son las empresas. Los vacíos son las que se van, pueden llegar otras, pero ocupando el mismo espacio. Lo que vemos de actividad son los espacios vacíos que llenan, pero no hay más porque no existe como poner un electrón más en el sistema eléctrico. Si una empresa puede estirar la producción es porque está dentro de las caja, no le puedes poner una pieza más. Hay que trabajar con lo que tenemos”, explica Tripier.

Lo que pesa

Señala que ”debajo de ese rompecabezas tienes una pobreza de 21 millones de personas y en el rompecabezas tienes cinco millones”.

“Si lo ves como un carro son cinco millones arrastrando a 21 millones y así completo los 26 millones que calculo somos. Cada vez que alguien salga de la pobreza, el carro se hace menos pesado y agarra más tracción porque ese que dejó de ser pobre pasa a darle fuerza a los que tiran del carro”, ilustra en Tripier en su reflexión.

Llama la atenciuón sobre la falta de información oficial y señala que el PIB de Venezuela puede decirse que es de 60.000 millones de dólares “y llega otro más optimista y dice que son 100.000 país bueno, pero lo cierto es que estamos unos puntos por debajo de Guatemala y unos puntos encima de Haití, un lugar impensado para Venezuela”.

Alerta que “cuando empezamos a normalizar eso es peligroso por aquello del síndrome de Estocolmo donde se crea la sensación de ya está no tengo más remedio y me quedo. Eso es malísimo.

-¿Por qué?

-Porque no nos permite darle un feedback una retroalimentación positiva al Gobierno diciéndole “mira, tienes que cambiar estas cosas”. Si te acepto que me pegues y no le digo nada, quiere decir que va a creer que yo estoy contento con esto y entonces te va a seguir dando. Lo importante de las oposiciones es que puedan y tengan la capacidad de dar un feedback al Gobierno y que este no se sienta con el poder absoluto.

“Fíjate en estas reuniones con Fedecámaras vemos a un Gobierno siempre presente, pero la verdad es que en cualquier país del mundo el Gobierno es como un árbitro y si el arbitro se nota mucho se nota mucho el partido es malo. El arbitro hace cumplir las reglas, toca el pito de vez en cuando, pone orden, pero si es un jugador más como en Venezuela, se complican las cosas”, comenta el economista.

Tripier se toma las manos y señala que “los empresarios son capitalistas porque persiguen fines de lucro. queremos ganar real. Y comienzas a ver frases como “bueno ganar dinero como que no es tan bueno. ¡Eso está mal, va contra su esencia!”

“Eso amplía el punto ciego. Mientras participa el Estado más incertidumbre le induce al sistema económico”, sentencia.

-¿Qué va a pasar este año poniéndonos los zapatos del realista informado?

-Creo que algunas cosas van a ser mejores que este año.

porque tenemos proyectos petroleros que no dependen de Barbados que son Chevron, Maurel & Prom, Eni, Repsol. Esta un quinto, que no es petrolero sino gasífero, el Campo Dragón con Trinidad. Esas son las cosas cosas con las que se cuentan.

Al mirar la realidad petrolera que se avecina señala que “a los 150.000 barriles con que pueda cerrar Chevron se le pueden sumar unos 40.000 de los franceses de maurel & Prom y 30.000 o 40.000 barriles de Repsol. Vamos a tener más que los 130.000 que aportaba Chevron que era la dinero fresco”.

“Le levantan temporalmente la sanción al Banco de Venezuela y al BCV porque -si les estoy suspendiendo de las sanciones a las petroleras- debo habilitar por donde pase la plata para que hagas tus pagos operativos, pagues a los proveedores, pero no hay que perder de vista que al Banco de Venezuela le pasa lo mismo que al banco de cualquiera de nosostros que cuando dicen Venezuela: te van revisan y se produce el over compliance. Vaa a tener que funcionar, lento pero de forma transparente y eso puede meter ruido, porque una vez que te acostumbras al mercado negro y en efectivo es dificil reacostumbrarse a la transparencia”, explica Tripier.

Cuidado con las cifras

Por otra parte considera que se debe ser ponderado con el cálculo del millón de barriles.

“Lo que cuesta llegar a esa cifra lo sabe el que tiene que hacer 50.000 barriles. Hay taladros muchos taladros fuera de servicio y no están vías de solucionarlo. No hay muchos taladros disponibles en el mundo para decir vamos a montarlo y ya. Además no te lo venden si no lo pagas con adelantado y a Venezuela es más difícil”, comentas.

Invita a ser realista “porque sé que va a ser un mejor año. Sé que mientras haya ese excedente de dólares y obligatoriamente los acuerdos petroleros tienen que vender en el mercado para hacerse de los bolívares para pagar las regalías y los impuestos, esa inyección de dólares, que es una inyección genuina -porque es una compañía en operaciones- sus dólares los vende y eso mantiene el dólar aplanado, pero eso sucede porque hay una cantidad mucho mayor en el mercado informal”.

“Un banquero el otro día dijo que se manejan en la economía cuatro mil millones de dólares de los que tenían accesoo a sólo a 900.000, es decir que hay 3.100 millones de dólares que están dando vuelta por ahí. Es un espacio de política monetaria que está fuera de la política monetaria”, alerta el economista.

-En el caso de que a los seis meses haya una suspensión por el tema político… ¿A dónde pueden retroceder?

-El Gobierno de Estados Unidos no reconoce al Gobierno de Venezuela. Negocia con ellos rehenes. Así lo ven. No tengo como especular que suspendan la flexibilización, pero cuando se negocian prisioneros lo que haces es colocar una etiqueta de enemigo. Se hacen intercambios porque se dice la Casa Blanca “no tengo más remedio porque viene la Navidad la familia de los prisioneros y ceden”. Sin embargo advierten que tienen una cuenta y no es buena. Y la otra relación es la del negociador venezolano que es Gerardo Blyde y es el que sienta en la mesa.

-Pero Juan González vino a negociar con Maduro.

-Vino en la con la misión encabezada por Roger Casterns, el negociacidor de rescate de los rehenes anteriores.

-Hay quienes sostienen que la oposición son mirones de palo porque no tienen nada que ofrecer.

-No son mirones de palo. Son articuladores. Ellos son los que dicen si algo se puede hacer y por eso aparece esa posibilidad de que te reinstalen las sanciones. EEUU necesita un articulador porque no reconocen al Gobierno de Venezuela y cada vez lo veo más lejos. Dependemos casi para vivir de Estados Unidos y lo tenemos cada vez más lejos. No es un buen momento en la relación. Están permitiendo cosas dicendo “a ver si me cumples”.

Señala que la liberación de Alex Saab “no fue por petróleo, fue por liberar a sus ciudadanos que estaban presos. Los 130.000 barriles que van a Estados Unidos no marcan la diferencia para cambiar principios del Gobierno de Estados Unidos. Imagino que hizo su ponderación claro, a lo interno y ooptó porque lo aplaudieran los que van votar por el que son los familiares amigos de los presos estadounidenses y le vende a su población que nadie se queda atrás”.

“En el análisis que hago en este momento me dice que el Gobierno permitió la primaria porque pensaron que iban a fracasar. La habilitación de María Corina Machado se dará si tienen el íntimo convencimiento de que no va a ganar. Si tienen control de error de cálculo como el de la primaria lo pueden pagar carísimo”, advierte Tripier.

Alla pasan cosas

En su análisis no se queda en la acera opositora.

Se detiene y dice: “Internamente dentro del chavismo es posible que haya cambios. Que estos se induzcan y eso podría traer otro escenario, el de una elección más pareja y sea otra persona el candidato. Con el poder inmenso que tiene Maduro dentro es difícil que eso ocurra sin que él lo apruebe, sin que él lo designe. Pero es posible que ocurra”.

“Hoy lo veo más posible porque. Cuanto más escucho gente del chavismo ese escenario me parece más posible y que habría que contarlo como una pieza. Mucha gente vio el referendo como un requisito de la primaria”, comenta el analista de entorno.

En su análisis considera que cuando se declare la campaña “lo más duro que va a enfrentar Maduro es la realidad interna del chavismo. Yo creo que puede haber cosas todavía entretenidas para este año, pero difícilmente pasarán en el primer trimestre”.

“Si ese asunto de la habilitación no funciona con María Corina es posible que sí puedan echar para atrás la flexibilización. A Maduro le conviene mostrar un país como el de 2022 es decir ‘esto ya se arregló’, aunque no se había arreglado nada. Lo que pasaba era que en la caja de pizza, las piezas que estaban vacías se estaban moviendo y todo estaba fundamentalmente en el comercio”, señala el economista.

Aproximándonos al final de la conversación señala que existe el riesgo del miedo a perder el poder “y puede ser tan grande que diga y opte por la vía de nicaragüización”.

-Puede decir que sabe vivir así.

-Y todos también los que estamos aquí también. Ese es un extremo. Pero hay que ver quee la gente ha cambiado en el país y las crisis la han hecho transformarse. Cuando llegué en 1978 decía que este pueblo no ha sufrido. Ahora ya entendió muchas cosas. Yo creo que no es posible una radicalización la gente ve diferentes las cosas.

-¿La gente será más respondona?

-Va a ser más respondona y puede pasar aquello de “se cumple, pero no se acata”. Es posible que ocurra y eso es algo que tendría que ver también con el tema Guyana. No creo que se produzca una “malvinización”. Eso no funcionaría, ya vimos algo de eso en diciembre y la nicaragüización tampoco la veo con posibilidad de éxito.

“No veo que la gente vaya a salir a hacer saqueos y todo ese tipo de cosas porque no siento al pueblo venezolano en esa tesitura sí lo siento cansado. Lo siento agotado cada vez que empieza un mensaje nuevo una nueva promesa, ya no le creen. Hay un desgaste. Se desgasta un Gobierno en cuatro años, como será uno de ocho años. Imagínate 25 años, hay un desgaste importante.

-Pero hay también un desgaste de la oposición y existe orfandad en el liderazgo.

-Los partidos no cuentan en Venezuela. Lo cual significa que es la gente con su líder sin partidos. Cualquiera que veas excepto María Corina está muy lejos en la aceptación de la gente.

“No sé si las elecciones van a arreglar esto, pero sí creo que como país, como la gente cree que se merece más. No perdamos de vista las redes sociales y la telefonía. Hoy cualquier persona sabe lo que pasa. No es como antes que te cortaban el canal y listo. Ahora sabes que estás viviendo mal y que sabe que hay otras maneras de de vivir”, finaliza Tripier.

Para contactarnos escribe a nuestro correo editorial [email protected]
Recibe la actualización diaria de noticias a través de nuestro Grupo WhatsApp 
Twitter | Instagram

━ más como esto

Colombianos marchan en rechazo a políticas de Gustavo Petro

En Colombia, los ciudadanos tomaron las calles este domingo en rechazo a las políticas impuestas por el Gobierno del presidente Gustavo Petro en el...

Inicia la consulta popular para proyectos sociales en el país

Este domingo, 21 de abril, se realiza el procedimiento “Consulta Popular Nacional 2024”, con el objetivo de elegir los proyectos sociales que ejecutará el...

Rusia anuncia la toma de localidad ucraniana cerca del bastión de Chasiv Yar

El ejército ruso anunció la toma de la localidad de Bogdanivka, que se encuentra en las inmediaciones del estratégico bastión de Chasiv Yar, importante...

Edmundo González: «Un honor ser el candidato de los venezolanos que quieren un cambio»

El político, que había sido inscrito inicialmente de manera provisional, quedó en firme para ser contendor de Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales del...

Imputarán por traición a la patria a dueños de Bancamiga por esquema de corrupción en Pdvsa

El Ministerio Público venezolano ha imputado cargos de traición a la patria a los hermanos Daniel José, Levin Salvatore y Carmelo De Grazia Suárez, quienes son...