Se espera que la licencia a la compañía estadounidense se extienda como parte del respaldo del país norteamericano al líder opositor Juan Guaidó

La empresa mixta PetroPiar, que opera conjuntamente con Chevron, reanudó las operaciones de mejoramiento de crudo pesado en las últimas semanas y se prepara para exportar un cargamento de crudo sintético, a pocos días de que expire la licencia que EEUU otorgó a la empresa estadounidense.

Por las dificultades en la industria petrolera nacional para adquirir el Nafta necesaria para transportar el crudo desde la Faja Petrolífera del Orinoco, ya que se importaba de EEUU, el año pasado PetroPiar había operado brevemente con una mezcla de crudo menos complejo.

La reanudación de más de 100,000 barriles diarios (b/d) de producción sincronizada en PetroPiar, empresa con participación de 70%, contribuye a una recuperación de la producción venezolana en más de 800,000 b/d y tentativamente diversifica la lista de exportaciones del país desde un enfoque extendido en la mezcla Merey 16° API favorecida por los chinos y refinadores indios, explicó el portal Argus Media.

Esta mezcla de Merey también es producida por la empresa mixta Petrosinovensa, que opera conjuntamente con la Corporación Nacional de Petróleo de China (Cnpc), mientras los otros tres mejoradores se encuentran detenidos.

Este tipo de crudo históricamente se exportaba a la refinería de la compañía estadounidense en Mississippi, Pascagoula, pero tras las sanciones del país norteamericano que prohíben esta operación se desconoce el nuevo destino de la mezcla producida por la empresa mixta, agrega el portal.

La exportación conjunta con Chevron también diversifica las exportaciones, ya durante 2019 la rusa Rosneft fue la principal destinataria del crudo nacional, el cual fue llevado a su sistema de refinación indio. A esta compañía le siguió la española Repsol, a la que se le envió el petróleo como forma de pago de Pdvsa.

El envío de Chevron se produce a días de que expire una exención a las sanciones de Estados Unidos, el próximo 22 de enero, que le permite continuar operaciones en Venezuela.

Sobre las sanciones, la compañía indicó que las actividades de comercialización internacional de crudo sirven para pagar gastos de mantenimiento de las operaciones permitidas en la licencia del Departamento del Tesoro de EEUU. “La compañía actúa en cumplimiento total con todas las leyes y regulaciones aplicables”, dijeron reseñados por Argus Media.

Se espera que la licencia a la compañía estadounidense se extienda como parte del respaldo del país norteamericano al líder opositor Juan Guaidó, quien esta semana se juramentó como presidente de la Asamblea Nacional y presidente encargado en medio de un polémica sesión.