El barril de petróleo para entrega en mayo cotizado en Nueva York, volvió al terreno positivo este martes, luego de derrumbarse el lunes, pero la cotización del barril con entrega en junio tuvo una caída histórica de 43%.

El precio del barril de WTI, que expiraba este martes, cayó el lunes por primera vez en la historia a terreno negativo, lo cual significa que los inversores pagan para encontrar compradores para el petróleo físico. Este martes, luego de varios vaivenes, ese contrato terminó en 10,01 dólares.

Pero el barril para entrega en junio, que será la referencia desde el miércoles, cayó 43% a 11,57 dólares, algo nunca visto desde la creación de estos contratos a futuro en 1983.