La caída de la producción y los efectos de las sanciones de Estados Unidos conducen a una disminución en el volumen de las ventas que ha impedido al país ser beneficiario por el alza en los precios

El precio del petróleo venezolano ha aumentado 10,91 dólares o 22,73% en lo que va de año, al pasar de 47,99 dólares por barril la primera semana de enero a 58,9 dólares al cierre de este viernes 2 de agosto.

En la semana del 22 al 26 de abril, el barril de crudo nacional se ubicó en su punto más alto hasta el momento, al cotizarse en 67,91 dólares.

A pesar del alza en lo que va de año, el petróleo venezolano registra un descenso interanual de 9,32 dólares o 13,66%, tomando en cuenta que el barril se ubicó en 68,22 dólares por barril el 3 de agosto de 2018.

El promedio de la cesta petrolera venezolana en lo que va de año es de 59,63 dólares, mientras que el promedio de las últimas cinco semanas es de 59,71 dólares.

Foto: EFE

El alza en los precios del petróleo contrastan con la caída de la producción de crudo en el país, la cual según fuentes secundarias de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), se ubicó en 734.000 barriles diarios en el mes de junio.

Por su parte, los datos de la estatal petrolera PDVSA ubicaron la producción en 1 millón 47 mil barriles diarios de crudo en ese mismo mes.

La caída de la producción y los efectos de las sanciones de Estados Unidos para el sector conducen a una disminución en el volumen de las ventas, por lo que el país no se ha beneficiado por la subida de los precios en lo que va de año.