El crudo de referencia estadounidense y el marcador del mercado europeo ascendieron hasta 6% la pasada semana tras el conflicto entre Irán y Estados Unidos

El precio del petróleo de Texas (WTI) para entrega en agosto abrió este lunes con un ascenso del 0,78 %, y cotiza su barril a 57,88 dólares, es decir 0,45 dólares, más que  el cierre anterior en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

Esta tendencia alcista está motivado por la crisis entre Estados Unidos y Medio Oriente que recrudeció la semana pasada por el derribo de un dron norteamericano por fuerzas iraníes en el Estrecho de Ormuz.

En cuanto al crudo Brent se refiere, experimentó un leve alza de 0,88% en el mercado de futuros de Londres y cotiza su barril a 64,50 dólares.

Según lo reseñado por la agencia de noticias EFE, “El temor a una escalada en el conflicto entre Estados Unidos e Irán que pueda interrumpir los flujos de crudo provenientes de Oriente Medio, área que proporciona más de una quinta parte de la producción mundial de petróleo”.