Este descenso está motivado por el paso del huracán Barry por el Golfo de México y la incautación de un buque petrolero en el Golfo Pérsico por parte de Irán

El precio del petróleo de Texas (WTI) experimentó un descenso de 2,6%, tras la normalización de la producción del crudo norteamericano, y para el cierre de este jueves cotiza su barril en 55,30 dólares en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex).

El crudo texano abrió la jornada con alza después de que Irán declarara que se había incautado un petrolero extranjero en el Golfo Pérsico.

Los datos de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos  mostraron una reducción mayor a la esperada en las reservas de crudo la semana pasada.

En este contexto, los contratos de gasolina para entrega en agosto bajaron caso cinco centavo hasta 1,83 dólares el galón, mientras que los contratos de gas natural para entrega en el mismo mes restaron casi dos centavos, situándose en 2,28 dólares por cada mil pies cúbicos.