Las agencias de noticias internacionales señalan que el organismo multilateral informó que desestima la petición por la falta de “reconocimiento oficial del Gobierno por parte de la comunidad internacional”

El Fondo Monetario Internacional (FMI), rechazó la petición de asistencia financiera de 5.000 millones de dólares del Gobierno de Venezuela, para atender la pandemia del coronavirus. 

“Lamentablemente, el Fondo no está en condiciones de considerar esa solicitud”, dijo un portavoz del FMI a las agencias EFE y AFP. 

“El compromiso -añadió- del FMI con los países miembros, se basa en el reconocimiento oficial del Gobierno por parte de la comunidad internacional, como se refleja en la membresía del FMI. No hay claridad sobre el reconocimiento en ese momento”. 

Aunque el Gobierno de Maduro mantiene el control del territorio e institucional, medio centenar de países, incluidos Estados Unidos y la Unión Europea, consideran al líder opositor Juan Guaidó como al legítimo mandatario del país suramericano. 

El Gobierno Maduro solicitó este fin de semana 5.000 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI), para atender la pandemia de coronavirus que llegó a Venezuela, donde hasta ahora se registran 36 casos y ningún fallecimiento. 

“Acudimos a su honorable organismo para solicitarles su evaluación, respecto a la posibilidad de otorgarle a Venezuela una facilidad de financiamiento por 5.000 millones de dólares del Fondo de Emergencia del Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR)”, dijo Maduro en una carta difundida este martes. 

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, que difundió en Twitter la misiva comentó en la misma red social que, este préstamo serviría “para fortalecer las capacidades de respuesta” del sistema de salud local “en la contención del COVID-19”. 

El texto va dirigido a la directora gerente del FMI, la búlgara Kristalina Georgieva, y hace referencia a la “dura e inesperada batalla que hoy enfrenta el mundo contra el brote del nuevo coronavirus”. 

Ese dinero, prosigue la carta, contribuirá “significativamente para robustecer” los sistemas de detección y respuesta de esta enfermedad.