Este balance generó una caída de 3,51 %, es decir 41,45 dólares en la Bolsa de Wall Street

La compañía de vehículos Uber anunció este jueves, que perdió 6.229 millones de dólares en el primer semestre del año, por encima de los 5.352 millones facturados en el mismo período en 2018.

Según lo informado por la empresa con sede en San Francisco, del dinero ingresado por la firma durante enero y junio, el 75% provino de su negocio base, el transporte de personas en automóviles, mientras que la entrega de comida supuso un 18%, y el 7% restante correspondió a segmentos de la empresa, como el alquiler de coches, bicicletas y patinetes.

En Wall Street, las acciones de Uber cayeron 3,51 % hasta los 41,45 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los parqués neoyorquinos.

“Creemos que 2019 será el año cumbre de nuestra inversión y que en 2020 y 2021 las pérdidas se mitigarán. No tengo dudas de que el negocio a la larga llegará a un punto de inflexión y entrará en beneficios”, expresó Dara Khosrowshahi, consejero delegado de Uber .