644 millones son parte de los beneficios del Banco Central Europeo (BCE) por la compra de deuda pública griega

Los ministros de Finanzas de la eurozona acordaron el desembolso de casi 1.000 millones de euros a Grecia, después de que el gobierno pusiera en marcha todas las reformas prometidas en el marco del programa de rescate finalizado en agosto.

El Eurogrupo había aplazado hace un mes la inversión económica a la espera de que Grecia aprobara una ampliación de la protección de las residencias principales para los hogares insolventes, trámite que cumplió el 29 de marzo pasado.

“Grecia hizo lo necesario para respetar sus compromisos. Esta decisión constituye una nueva señal muy fuerte para los mercados”, declaró el comisario europeo de Asuntos Financieros, Pierre Moscovici.