El parlamentario se refirió a la deuda que tiene el Gobierno Nacional con la petrolera ConocoPhillips en compensación por la expropiación de sus instalaciones en 2007

“Ni vendiendo todo el oro del país, ni el mismo edificio del BCV, podemos pagar esa deuda”, expresó el diputado José Guerra en su intervención en la Asamblea Nacional al referirse a la deuda de 8.440 millones de dólares que sostiene el Ejecutivo Nacional con la petrolera ConocoPhillips.

En 2013, ConocoPhillips presentó una solicitud de arbitraje ante la Cámara de Comercio Internacional, alegando la violación de los contratos suscritos por PDVSA.

Guerra también denunció que la demanda que ganó la empresa estadounidense contra Pdvsa “es un acto irregular”, pues se designaron tres árbitros, uno de los cuales era venezolano.

“El arbitro venezolano renunció y los demás procedieron a suplirlo, sin permitir que el Estado venezolano lo designara”, expresó el parlamentario.

En 2007, el Gobierno Nacional decidió suspender los contratos suscritos durante la apertura petrolera, incluyendo los contratos celebrados por ConocoPhillips. Para reclamar el pago de la indemnización por esta expropiación.

En abril de 2018, la empresa norteamericana ganó el arbitraje contra la estatal petrolera venezolana ante la Cámara de Comercio Internacional.