El Departamento del Tesoro sancionó el viernes al mayor grupo petrolero de Irán y a una red de 39 compañías subsidiarias nacionales y extranjeras

El Gobierno de Irán condenó este sábado enérgicamente las nuevas sanciones impuestas por parte del Departamento del Tesoro de Estados Unidos contra grupos petroquímicos iraníes y pidió al mundo una reacción.

El portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Abas Musaví, dijo en un comunicado que esa medida es una muestra del “terrorismo económico” que aseguró es continuación de las “hostilidades de la Casa Blanca contra Irán”.

Musaví agregó que “el mundo debe reaccionar a la violación flagrante de los principios básicos del derecho internacional por parte de Estados Unidos mediante sanciones”.

Asimismo, Musaví reiteró que la política de presión contra la República Islámica es una “política fallida” y en referencia a la propuesta de EEUU mencionada la semana pasada respecto a mantener un dialogo con Irán, mencionó que “solo se necesitó una semana de paciencia para que se apruebe que el reclamo del presidente de EEUU para negociar con Irán es absurdo”.

Foto: EFE/Archivo.

“Es una vía errónea, el gobierno de los Estados Unidos puede estar seguro de que no logrará ninguno de los objetivos establecidos para esta política”, reiteró Musaví en el comunicado.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó el viernes al mayor grupo petrolero de Irán y a una red de 39 compañías subsidiarias nacionales y extranjeras, responsables, según Washington, del 50% de las exportaciones de crudo iraní.

En un comunicado, el Tesoro estadounidense acusó al grupo empresarial Persian Gulf Petrochemical Industries Company (PGPIC) de “apoyo financiero a las actividades de la Guardia Revolucionaria iraní”, designada como terrorista por EEUU el pasado mes de abril.