Según los entes oficiales del gigante asiático, este balance supone el nivel máximo de un año

La Oficina Nacional de Estadística (ONE), de China, informó que el índice de precios al consumidor (IPC) de ese país, principal indicador de la inflación, subió 2,8% interanual en julio.

Según el comunicado de la ONE, los principales indicativos de este aumento interanual fueron los precios de los alimentos, que tuvieron un alza de 9,1%.

Por su parte, los precios del sector servicios, salud, educación, cultura y entretenimiento aumentaron 3,4%; 2,6%; y 2,3%, respectivamente. Dentro del sector sanitario, la medicina tradicional china registró una subida de 4,7%, con respecto al 4,5% de la medicina occidental.

En cuanto al costos de la ropa, este rubro subió un 1,8% interanual, las viviendas 1,5%; y los bienes y servicios inmobiliarios un 0,8%.

La contracción estuvo presente en los precios del transporte y las comunicaciones cayeron 2,1% interanual, con el combustible como principal responsable.