La deuda griega es la mayor proporcionalmente de toda la eurozona y supone 180% de su Producto Interno Bruto (PIB)

Grecia salió de su tercer rescate financiero en agosto de 2018 y ha manifestado su intención de devolver 3.700 millones de euros como parte de la deuda contraída con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la misma cantidad que tendría que abonar anticipadamente al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

La deuda griega es la más grande de toda la eurozona, ya que supone 180% de su Producto Interno Bruto (PIB).

Según el calendario establecido por el FMI, Grecia deberá devolver un total de 9.300 millones de euros a la organización financiera antes de 2024.

Estos pagos anticipados corresponden a las cuotas establecidas para el 2019 y 2020.