El experto petrolero refirió que hay escasez de gasolina en todo el país, y la situación en el interior es “mucho más grave”

El economista y experto petrolero José Toro Hardy aseveró que la producción de gasolina por parte de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) no alcanza ni siquiera para abastecer a Caracas.

“La situación es bien compleja y no pareciera haber indicios de que esa situación pueda tender a mejorar, más bien pareciera tender a agravarse”, dijo en entrevista telefónica a Contrapunto.

Toro Hardy refirió que hay escasez de gasolina en todo el país, y la situación en el interior es “mucho más grave”. Aseguró que en Táchira, Zulia y Guayana las colas para surtir gasolina son muy grandes.

Foto: EFE

“Actualmente en el Oriente del país la situación es dramática (…) Sencillamente se agotó la reserva que pudiese existir allí, están esperando la llegada de uno o dos tanqueros que pudiera surtir todos los estados del Oriente”, dijo.

Considera que en Caracas hay más abastecimiento de gasolina por razones políticas, quizás porque “el gobierno le tiene más miedo”.

Sin embargo, explicó que eso no quiere decir que la capital esté completamente abastecida, ya que hay un gran número de estaciones de servicio que no están operando, otro gran número que apenas son capaces de surtir gasolina de 91 octanos y, en muchos casos, las colas frente a las estaciones de servicio dependiendo del lugar y la hora pueden ser grandes.

Foto: Archivo/Contrapunto
Foto: Archivo/Contrapunto

El experto petrolero atribuyó la escasez de combustible a la caída de la producción en Venezuela. En ese sentido, reiteró que solo está operando la refinería de Amuay con una producción diaria de entre 40 y 42 mil barriles diarios de gasolina.

Para surtir de gasolina al país, explicó, anteriormente Venezuela importaba gasolina desde España, a través de Repsol; y de La India, con Reliance; asimismo, señaló que pudiera estar llegando combustible desde Rusia y Nigeria.

“La gasolina es escasa y la mayoría de las empresas tienen mucho temor de traer gasolina al país, en primer lugar porque Pdvsa paga muy mal, y en segundo lugar porque temen que puedan ser objeto de sanciones por parte de Estados Unidos”, expresó. 

  

Posibles soluciones

A corto plazo, Toro Hardy considera que ayudaría a solventar la situación una apertura de la importación de gasolina.

A largo plazo, cree necesario recuperar la producción de petróleo en el país y retomar la operatividad de las refinerías con inversiones muy grandes.

A su juicio, en las condiciones actuales es muy difícil importar gasolina porque Pdvsa paga muy mal, y si no se produce ni se importa la situación de escasez tenderá a agravarse.

Agrega que en las condiciones actuales el Gobierno tiene muy poca capacidad de maniobra para importar gasolina, “porque es muy mal pagador, porque está sancionado por todas partes, y porque las empresas que pudieran hacerlo tienen temor de ser sancionados por Estados Unidos”.