La máxima representante del FMI expresó su “preocupación” por la escalada de conflicto entre ambas potencias, y precisó que este año “el crecimiento no se verá reducido” si se logran acuerdos

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde advirtió que la guerra comercial entre EE.UU. y China no beneficiará a nadie a largo plazo.

“El Fondo teme una reducción del 0,5 % en el crecimiento global para 2020 como resultado del incremento del 25% en los aranceles de todo comercio entre EEUU y China”, declaró la máxima representante del organismo multilateral.

Lagarde también afirmó que las pérdidas afectarán también a los países que a corto o medio plazo están encontrando oportunidades comerciales en aras de las tensiones entre ambas potencias económicas. 

Para Lagarde, quien participará este fin de semana en Japón en la reunión de mandatarios del G20, una guerra comercial se traducirá en un frenazo en inversiones, comercio y consumo.

La directora del Fondo Monetario se reunirá además durante su visita a Malasia con el primer ministro del país, Mahathir Mohamad, y el ministro de Economía, Lim Guan Eng, con quienes conversará sobre medidas para combatir la corrupción y otras políticas económicas.