Las pérdidas de la economía global por la guerra comercial ascenderán a 700.000 millones de dólares hasta 2020, señaló la nueva Directora Gerente del FMI.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), advirtió este jueves que la economía global se enfrenta a una “ralentización sincronizada” íntimamente relacionada con factores como la guerra comercial entre China y Estados Unidos, y alertó que esa situación planteará “retos a largo plazo”.

Esta fue una de las conclusiones de la reunión “1+6”, celebrada este jueves en Pekín, en la que las autoridades chinas, representadas por el Primer Ministro, Li Keqiang, debatieron con los líderes de las principales instituciones económicas internacionales.

Luego del encuentro, la nueva Directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva, indicó que las pérdidas estimadas para la economía global por la guerra comercial ascenderán a 700.000 millones de dólares hasta 2020, el 0,8% del PIB mundial.

“Debemos movernos de una tregua comercial (entre China y Estados Unidos) a una paz comercial”, exhortó.

La búlgara dijo que “la economía global está en una ralentización sincronizada” y explicó que el crecimiento global “está previsto en solo un 3% en 2019, el más lento en una década”, a la vez que recordó que el crecimiento del 90% del PIB mundial se ralentizó en el último año, algo que contrasta con el avance del 75% de las economías hace dos años.

Para Georgieva, la actual coyuntura, que también depende del resultado de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), aumenta la vulnerabilidad financiera y plantea retos a largo plazo como la desigualdad en los ingresos, los problemas demográficos o las disparidades regionales.

“Cuando la economía se ralentiza, afecta a todo el mundo, pero especialmente a los más vulnerables. Por eso, se necesitan protecciones sociales fuertes”, pidió.

Estos asuntos “seguirán pesando sobre el crecimiento a menos que nos enfrentemos a ellos con rapidez”, advirtió la mandataria del FMI, quien mantuvo la perspectiva de crecimiento de 2020 en el 3,4%.