Sostuvo que esta reconversión será para que los venezolanos tengan, por un tiempo, efectivo para pagar la buseta o se puedan comprar un chicle, o un pan

Para el diputado Joaquín Aguilar la nueva reconversión monetaria, que se pretende implementar el próximo mes de octubre, no es más que un vil maquillaje para la economía venezolana, que no tendrá un impacto relevante sobre el poder adquisitivo de los venezolanos y menos en el valor de la moneda.

El diputado trujillano rechazó la medida durante su intervención en el debate sobre la reconversión monetaria que se realizó durante la reunión de la Comisión Delegada celebrada este martes vía online.

Recordó que el primer cono monetario, que se creó cuando Guzmán Blanco, puso en circulación el bolívar a finales del siglo XIX, el cual duró 128 años. “Mientras que los conos monetarios hechos en el socialismo del siglo XXI definitivamente duran mucho menos”, afirmó el diputado Aguilar.

Agregó que la primera reconversión monetaria del régimen le quitó tres ceros al bolívar; fue ejecutada en el año 2008 y apenas duró 10 años. La segunda le quitó cinco ceros en agosto del 2018 y fue aniquilada por este régimen en apenas tres años y ahora le van a quitar 6 ceros más.

“Lo llaman así porque saben que no van a tener ni el tiempo, ni los dólares para mantener billetes en la calle por un largo período. El socialismo le ha tenido que quitar 14 ceros a la moneda nacional para poderla mantener en circulación, y ni así lo logra.

Recordó que en 1998 un dólar equivalía a aproximadamente a 550 bolívares. “Hoy el régimen ha logrado que ese mismo dólar valga 400 billones de bolívares, es decir 400 millones de millones de bolívares y dicen que todo es culpa del bloqueo, cuando llevan más de 20 años destruyendo la economía venezolana”.

El diputado Aguilar sostuvo que esta reconversión será para que los venezolanos tengan, por un tiempo, efectivo para pagar la buseta o se puedan comprar un chicle, o un pan. Aseguró además que quienes sí van a estar contentos son los contadores públicos, la banca y en general las empresas porque no van a tener que hacer registros multimillonarios para las transacciones comerciales comunes.

Considera que mientras no haya cambios estructurales en el modelo económico del régimen, Venezuela no podrá vencer ninguno de los grandes males que el socialismo del siglo XXI, inyectó en su economía, la hiperinflación, la recesión, la devaluación, y la pérdida de la capacidad de compra del venezolano. “Esta seguirá siendo una terrible realidad”, subrayó Aguilar.

A su juicio los que aún le piden al régimen que rectifique en el ámbito económico y financiero, están arando en el mar, porque jamás lo van hacer. En ese sentido, exhortó al pueblo de Venezuela, junto a la Asamblea Nacional, al gobierno interino y las fuerzas democráticas seguir luchando, para lograr un gran acuerdo nacional, “que le permita a Venezuela recuperar el camino de la paz, la libertad, la democracia, pero por, sobre todo, para que la familia venezolana pueda comenzar a soñar con echar pa’lante en el país”, finalizó.