“El pasado 14 de mayo de 2010 el régimen de Maduro, invocando la representación del BCV, demandó al Banco de Inglaterra ante la Corte Comercial de la Alta Corte de Justicia, solicitando la transferencia de la cantidad antes señaladas. Sin embargo, como el propio Banco de Inglaterra ya ha aclarado, el PNUD no tiene ningún acuerdo específico con el régimen de Maduro”, señaló la Procuraduría Especial de Guaidó y la AN

La Corte de Londres negó la petición del mandatario Nicolás Maduro de tomar control sobre el oro del BCV y acuerda iniciar un procedimiento especial, informó el periodista Alberto Rodríguez con base en una nota de la Procuraduría Especial designada por Juan Guaidó.

“La Oficina del Procurador Especial, en coordinación con la junta administradora ad-hoc del Banco Central de Venezuela (BCV), defiende los activos del BCV ante la pretensión del régimen de Maduro de apropiarse de 930 millones de euros, supuestamente para financiar programas de ayuda para la pandemia del coronavirus del Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD)”, señaló la Procuraduría Especial, según el reporte de Alberto Rodríguez.

Este es el comunicado completo:

Comunicado íntegro: 

La Oficina del Procurador Especial, en coordinación con la junta administradora ad-hoc del Banco Central de Venezuela (BCV), defiende los activos del BCV ante la pretensión del régimen de Maduro de apropiarse de novecientos treinta millones de Euros (930.000.000,00 E), supuestamente, para financiar programas de ayuda para la pandemia del Coronavirus del Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (“PNUD”).

Así, el pasado 14 de mayo de 2010 el régimen de Maduro, invocando la representación del BCV, demandó al Banco de Inglaterra ante la Corte Comercial de la Alta Corte de Justicia, solicitando la transferencia de la cantidad antes señaladas. Sin embargo, como el propio Banco de Inglaterra ya ha aclarado, el PNUD no tiene ningún acuerdo específico con el régimen de Maduro ni además, tiene capacidad para administrar los recursos solicitados.

En adición, cualquier gasto del BCV debe basarse en la previa autorización presupuestaria dictada por la Asamblea Nacional con base en el articulo 314 de la Constitución. Además, solo la junta administrativa ad-hoc designada por el Presidente encargado Juan Guaidó, en el marco de su autonomía, podría representar al BCV para disponer del uso de sus activos. Con lo cual, el propósito verdadero del régimen del Maduro es disponer de recursos del BCV al margen de los controles parlamentarios adecuados, todo lo cual solo fomentará, más todavía, la corrupción.

El día 28 de mayo se celebró una audiencia, en la cual la Corte, acogiendo los argumentos de la junta administradora ad-hoc del BCV y el Banco de Inglaterra, acordó iniciar el procedimiento sumario para determinar cuál es la autoridad que puede representar al BC, que iniciará no antes del 22 de junio. Esto permitirá resolver también otro caso ante la misma Corte, y en el cual el régimen de Maduro pretende apropiarse de cerca de 120 millones de dólares derivados de la terminación de un contrato de swap de oro.