“El control no paró la fuga, pero les permitió escoger quién se fugaba”, subrayó el economista Miguel Ángel Santos. Incluso en los peores momentos de la crisis, en plena depresión económica, se mantuvo la defraudación

El economista Miguel Ángel Santos actualizó las cifras de la fuga de capitales en Venezuela entre 1999 y 2018.

En ese período se llevaron 229.750 millones de dólares, aseguró Santos.

“El control no paró la fuga, pero les permitió escoger quién se fugaba”, subrayó. Incluso en los peores momentos de la crisis económica, en plena recesión, se mantuvo la defraudación.