El sector ganadero pide medidas para superar las limitaciones que afectan la productividad, entre ellas seguridad y financiamiento

El vicepresidente de Fedenaga, Luis Prado, estimó este martes que la disponibilidad de carne bovina ha caído a cerca de 8 kilos per cápita, mientras en el pasado rondaba los 24 kilogramos per cápita.

En entrevista a Unión Radio, indicó que desde hace tiempo el sector se encuentra afectado por “políticas erradas” que repercutieron en la productividad del campo.

En ese sentido, explicó que las limitaciones que debe superar el sector son la falta de seguridad personal y jurídica en las unidades de producción, falta de financiamiento para las inversiones y algunos problemas de salud animal asociados la fiebre aftosa, que es una limitante para las exportaciones.

Prado, destacó que entre el 8% y el 10% del rebaño es víctima de actos delictivos, abigeato y contrabando de extracción, ante lo que han presentado propuestas al Ejecutivo Nacional para solicitar medidas correctivas ,que permitan avanzar en la solución de este problema.

Asimismo, lamentó que el año pasado el sector ganadero fue excluido de la cartera de créditos agropecuarios, por lo que actualmente no pueden acceder a financiamiento para las inversiones que requieren.

Sin embargo, recordó que el Gobierno anunció una cartera única que incluye al sector agropecuario, por lo que se mantienen a la expectativa sobre las posibilidades de acceso a créditos por parte de los ganaderos, pues asegura que requieren del apoyo de la banca, especialmente para la importación de insumos, ante lo que consideró positiva la exoneración de algunos aranceles.