El sector se encuentra en parálisis técnica, afirmó el presidente del organismo, Armando Chacín

El presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), Armando Chacín, informó este martes que el precio de la carne y de la leche de bovino aumentará debido a una reducción de la oferta.

El portavoz de Fedenaga admitió que, aun cuando la leche y la carne venezolanas son “las más económicas de América Latina”, el consumidor no puede pagarlas. Pese a ello “nuestras estructuras de costos no están cubiertas con los precios, estamos resistiendo con lo poco que hay”.

Un kilo de carne se vende en pie, en países como Brasil, en 1,40 dólares. El consumidor venezolano debería pagarla en 3 o 4 dólares, lo cual “es casi que inviable”.

Chacín afirmó -en entrevista con IVC y Unión Radio- que el sector está en parálisis técnica porque “no tenemos con qué trabajar, no hay insumos”. Tampoco disponen de gasolina ” en los municipios aledaños a la frontera”, que garantizan la mayor producción de carne y leche, y mucho menos cuentan con energía eléctrica.

Instó a los productores a mantenerse “con uñas y dientes” en sus unidades, y a los consumidores les pidió “tomar todas las alternativas que puedan para poder subsistir” porque seguirá la disminución de la oferta de carne y leche.