Lo dijo Charles Darwin: No son los más fuertes, sino los que se adaptan más rápido, los que pueden resistir a la suma de crisis. Flexibilizar procesos, reingeniería interna, revisión del modelo de negocios e innovación son algunas de las estrategias que marcan la diferencia entre sobrevivir o sucumbir. Decisiones rápidas son un factor clave, señala Felipe Capozzolo, presidente de Consecomercio

Nombres simpáticos. Combos de servicios. Te llevan el producto a la casa. Menos gente con más tareas. Las estrategias utilizadas por comercios y empresas para sobrevivir a la cuarentena impuesta por el ejecutivo de Nicolás Maduro son variadas. En Venezuela la COVID-19 llegó cuando ya empresas y comercios estaban ahogados por la hiperinflación, el manejo de la economía, la falta de recursos, los controles de un gobierno que perdió el respaldo popular y la pérdida del ingreso petrolero. Y les tocó ingeniárselas para seguir su camino. Unas, lo lograron. Otras siguen en pie, resistiendo. ¿Qué cosas han hecho las que han logrado mantenerse a flote?

“Los negocios que han logrado sobrevivir (porque es la primera tarea), los que han podido avanzar y los que han podido crecer están dirigidos por una gerencia que ha logrado flexibilizar procesos, que ha logrado reingeniería interna para adaptarse a nuevas situaciones, con buena lectura del momento y decisiones rápidas acordes con la situación”, explica Felipe Capozzolo, presidente de Consecomercio, en entrevista con contrapunto.com. “Han logrado modificar su modelo de negocios para navegar en aguas turbulentas”.

A la charcutería Los Gordos le sobran competidores en la parroquia San Juan de Caracas. ¿Qué tiene de especial? El juego con el nombre del local y el sobrepeso de uno de sus fundadores, que trata de generar empatía con los compradores. La empresa XXXX, dedicada a la publicidad, tenía todos los números de la rifa para cerrar sus puertas en marzo de este año, pero su propietario decidió probar con acciones como ofrecer avisos gratuitos y darse un compás de espera. Los números no están en azul, pero todo indica que pasó el ahogo de las primeras semanas.

Capozzolo piensa que el país y el mundo asisten a un cambio de era. “Las empresas que han hecho la lectura correcta han logrado sobrevivir. Es un porcentaje que sigue siendo pequeño, esperamos que muchos más puedan”. Según datos de Consecomercio 10% de empresas y negocios manifiestan posibilidades reales de sobrevivir y crecer, lo que es “tremendamente bajo, porque 90% te dice que han sido afectadas”.

Hoy “estamos todos en el agua y algunos pueden nadar y otros no”, ejemplifica. Pero si se recurre a Charles Darwin –autor que toma Capozzolo- no son los más fuertes, sino los que se adaptan más rápido, los que consiguen subsistir.

“Gerenciar es anticipar sucesos y tomar las decisiones para manejarlos. Cuanto más amplio el horizonte de planificación, mayores posibilidades de responder con precisión. Por el contrario, cuanto más corto, más posibilidades de que el factor sorpresa genere un ambiente de crisis y obligue a actuar en forma reactiva, defensiva y en desventaja. El tiempo que tenemos por delante será de un horizonte muy corto y habrá que actuar con sensación de crisis. La actitud de la gerencia será muy importante para, a pesar de sentir crisis, transmitir seguridad a la gente…a todos, adentro y afuera de la empresa”, escribió el economista Benjamín Tripier en un artículo de opinión publicado en el diario El Universal el pasado 28 de septiembre.

La experiencia muestra, refirió Tripier, “que no todo gerente reconoce a tiempo cuándo debe ajustar su modo de hacer las cosas y comenzar a actuar en crisis. Es muy importante reconocerlo, pues todo el esquema de trabajo cambia, y las ‘buenas decisiones en normalidad, pueden ser malas decisiones bajo crisis’”.

El consumidor, además, tiene su propia dinámica, tal como lo explicó Mariana Frías, presidenta ejecutiva de ARS Publicidad, en un webinar realizado en mayo pasado. Supermercados (82%), abastos (53%) y farmacias (34%) son los espacios más visitados. El delivery es el servicio más valorado (70%), se ve como “una necesidad para tener lo que necesitamos”, detalló Frías.

En este escenario complejo, ¿cuáles son las estrategias exitosas usadas por empresas y comercios? Felipe Capozzolo las resume así:

-Flexibilizar procesos. Esto implica tomar decisiones rápidamente, procesos administrativos menos costosos, procesos de comercialización menos costosos (menos personas y más tecnología).

-Reingeniería interna: Reducción de recursos financieros y materiales, reducción de personal. “Tenías una oficina de 100 metros y pasaste a una de 20, o un espacio de coworking; tenías procesos complejos y ahora los simplificas”, señala Capozzolo.

-Revisión del modelo de negocios: Probablemente reducir, asociarse para compartir tareas.

-Innovación. El delivery en bicicleta, impulsado por la escasez de gasolina y el confinamiento, ya no es un experimento. Por el contrario, se sigue consolidando. “Siempre ha existido el delivery, pero la pandemia ha acelerado procesos y soluciones, la pandemia aceleró el delivery de manera dramática. No todo se va a comercializar por allí, pero será una herramienta más”, enfatizó Capozzolo.