Francisco López, presidente de la CIV, insistió en la necesidad de reformar la ley de arrendamiento para formalizar los pagos en dólares

El mercado secundario inmobiliario está en un momento de crecimiento y de reactivación, indicó este martes Francisco López, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela (CIV).

El primer semestre creció más de 10% y se espera cerra el año con más de 25%, comentó.

La reactivación se atribuye a la dolarización, hay cierto respiro en la economía, analizó López.

La crisis ha profundizado aún más las diferencias de la sociedad.

La construcción está totalmente parada, falta financiamiento al constructor, alertó en entrevista para Unión Radio. Para recuperarlo se necesita voluntad política, insistió. Somos el sector que más produce fuentes de trabajo.

Se necesita tener datos reales sobre el sector y los precios, con herramientas para saber exactamente el precio al que se cotiza un alquiler. A partir de allí, si se puede reactivar el financiamiento mediante banca u otros instrumentos, se puede mejorar el sector construcción.

Advirtió sobre el buhonerismo inmobiliario: Hay que prepararse y organizarse. El buhonero es el corredor que está por allí, no se ha preparado.

Ya se dio un primer paso para la digitalización de documentos, destacó. Pero no se avanza en la reforma de la ley de arrendamiento, y continúan las transacciones en dólares que son ilegales. “Son de palabra y te piden por adelantado”, señaló.