El Departamento del Tesoro señaló que la licencia de la aerolínea panameña para operar vuelos hacia y desde EEUU está condicionada a que no transporte pasajeros ni mercancías hacia o desde ningún aeropuerto en Venezuela

Estados Unidos impuso este miércoles una multa de 450.000 dólares a la aerolínea Compañía Panameña de Aviación (Copa), por “transportar ilegalmente pasajeros” entre su territorio y Venezuela, haciendo escalas.

En un comunicado, el Departamento de Transporte de EEUU señaló que ha solicitado a Copa que “cese y desista de violaciones similares en el futuro”.

La nota detalla que, la licencia a Copa para operar vuelos hacia y desde EEUU está condicionada a que no transporte pasajeros ni mercancías hacia o desde ningún aeropuerto en Venezuela.

El Departamento de Transporte recordó que una orden del 5 de mayo de 2019 prohíbe, tanto a aerolíneas estadounidenses como extranjeras, llevar pasajeros entre EEUU y Venezuela.

Según una investigación desarrollada por la Oficina de Protección al Consumidor de Aviación de ese Departamento, Copa vendió más de 5.000 billetes para vuelos entre EEUU y Venezuela, y transportó a más de 15.000 pasajeros por ese itinerario durante casi un mes tras las emisión de esa orden.

“Con el transporte de pasajeros entre EEUU y Venezuela, Copa violó las condiciones de su autoridad para operar y llevar a cabo operaciones de pasajeros hacia y desde EEUU”, indicó el texto.

A mediados de mayo de 2019, EEUU anunció la “suspensión inmediata” de todos los vuelos hacia y desde Venezuela, ante lo que consideró “condiciones” que amenazaban la seguridad de los viajeros, aeronaves y tripulaciones.

EE.UU. y Venezuela suspendieron sus relaciones diplomáticas después de que el Gobierno del presidente Donald Trump reconociera al líder opositor Juan Guaidó en enero del pasado año como presidente interino de Venezuela.

Además de esa decisión, la Administración de Trump ha anunciado distintas sanciones contra funcionarios y familiares de personas vinculadas al Gobierno del presidente Nicolás Maduro, que acusa a Estados Unidos de intervenir en los asuntos internos de su país.