A las pérdidas de esta semana, se suman a los daños ocasionados hace tres semanas en las cuatro instalaciones de la compañía el estado Zulia, cuya cifra acumulada asciende ahora a más de Bs 21.400 millones

Empresas Polar denunció este martes pérdidas por 2.400 millones de bolívares luego de saqueos registrados este lunes en su agencia de distribución de refrescos ubicada en Cabimas, estado Zulia.

La empresa informó a través de un comunicado que durante estas acciones se robaron 16.000 cajas de producto terminado, computadoras y mobiliarios de oficina, y ocasionaron graves daños a instalaciones sanitarias y puertas de acceso a la agencia.

A las pérdidas de esta semana, se suman a los daños ocasionados hace tres semanas en las cuatro instalaciones de Empresas Polar en el estado Zulia, cuya cifra acumulada asciende ahora a más de 21.400 millones de bolívares.

La compañía señala que hasta el momento, no se reporta ningún trabajador herido.

En esta oportunidad, la presencia de los organismos de seguridad del Estado tampoco fue suficiente para evitar que la turba de personas ingresara e hiciera destrozos en la instalación, destaca el texto.

La empresa reitera que no hay justificación para estos actos vandálicos que atentan contra la seguridad de los trabajadores, afectan gravemente la producción y distribución de bebidas en la zona, el abastecimiento del mercado y la generación de fuentes de empleo para la población; y pone en absoluto riesgo la capacidad para operar en estas instalaciones.

Asimismo, indica que las poblaciones cercanas a sus instalaciones son las más perjudicadas, pues son las que se benefician directamente de la disposición de los productos que allí se elaboran. “Cualquier daño en las instalaciones de Empresas Polar afecta el aporte que la compañía dispone para la inversión social en el país”,señala la compañía en referencia a sus aportes a la comunidad.

Finalmente, la empresa se solidariza con los zulianos quienes, desde hace meses, enfrentan una crítica situación como consecuencia de las fallas y cortes prolongados en el suministro eléctrico; y hace un llamado a la población para tomar conciencia sobre el perjuicio de estos actos vandálicos para las comunidades y el país.