Los elabora con neopreno, un material que se lava y se seca sin deformarse

Los tapabocas se convirtieron, en el año 2020, en el artículo de moda. Marianna Di Stefano, diseñadora de interiores y egresada del Instituto de Diseño de Caracas y directora creativa del Blog: Puraguapuraweb@gmail.com, comenzó a hacer tapabocas con cualquier materia disponible en casa, pero todos terminaban siendo incómodos y poco duraderos. “Hasta que encontré un pedazo de neopreno, una tela con cualidades que han demostrado funcionar por su grosor, resistencia y comodidad”.

El neopreno se puede reusar; se lava y se seca rápido y no se deforma.

“Descubrí que con una sola costura se obtenía una cómoda pieza, con un grosor de dos milímetros y que cumplía con la función principal del tapabocas: evitar gotículas de saliva al ambiente e impedir el contagio”, acotó.

Según la emprendedora, el proceso de diseño se extiende hasta obtener la pieza deseada, tan funcional como estética, con una gama de colores, combinaciones de hilos y la opción adicional de personalizar con detalles metálicos, bordados o sublimados. Los tapabocas tienen su contacto en Instagram @neomask.ve.