Tener varios trabajos, no incurrir en gastos emocionales y fijar metas son algunas de las recomendaciones que ofrecen Paula Vargas y Rafael Álvarez.

Cuesta poner orden en las finanzas personales en un país en el que la economía tiene la fiebre de la hiperinflación. Pero no es imposible, y de demostrarlo se encargan profesionales como Paula Vargas y Rafael Álvarez. Ella es Economista, él es Administrador y ambos no solo son pareja en la vida cotidiana, sino en el esfuerzo que hacen para que los venezolanos aprendan a manejarse en las aguas pantanosas de la crisis económica.

Vargas y Álvarez proponen varios consejos, que se pueden agrupar en una suerte de decálogo para el manejo de las finanzas personales.

1)Diagnóstico. El comienzo es un diagnóstico, confirman, en el cual “analizamos creencias, cómo es la relación con el dinero para entender a qué paradigma nos vamos a enfrentar”. Por ejemplo, “hay gente a la que le hablas de dinero y se angustia, otros piensan que ser rico es malo, o que si tienes dinero es porque robaste a alguien. Es decir, quieres ganar dinero pero tienes el paradigma de que tener dinero es malo”.

2)Autoconocimiento. Es clave “hacer el registro de tu comportamiento con el uso del dinero. Vamos a ver realmente en qué se va el dinero para poder trabajar en lo que podemos controlar”. Hay gastos inevitables, como comer o pagar la vivienda, pero hay otros que son evitables, como una salida a un restaurante o el llamado “gasto hormiga” (café, torta, cigarrillo).

En ese gasto “hay un componente emocional, y es necesario hacerlo más consciente. No es restringir ni cortar, sino hacerlo consciente, porque el presupuesto no es una camisa de fuerza”, reiteran. Se trata “de negociar contigo mismo”.

3)Ser la jefa o el jefe de tu dinero. “Las prioridades de cada quien no son para juzgar. Lo que para uno es una tontería para otro es importante. Cada quien tiene sus propias motivaciones. Si la persona trabaja tanto para generar el dinero que gana todos los meses hay que aplicar la otra regla; que seas el jefe de tu dinero”.

4)Varias fuentes de ingreso. Cada quien necesita varias fuentes de ingreso y no depender solo de una. “La idea es aumentar los ingresos y regular los gastos”

5)Fijar metas. Las metas son “el motor de todo lo demás”, insisten. Puede ser un viaje, comprar un bien, estudiar, una jubilación, una inversión. “Esa actividad tiene que ver con los talentos de cada quien: alquilar un puesto de estacionamiento, escribir un libro, compra de equipos y alquiler”.

6)Ahorrar en moneda dura. El ahorro “se debe contabilizar como un gasto”, hacer el presupuesto “y contabilizar el ahorro como un gasto más”. Otra forma de ahorrar es anticipar y comprar lo que se necesitará más adelante (como el aceite del carro), para evitar frustración, inestabilidad y angustia.

7)Gastar los bolívares. “No tiene sentido ahorrar en bolívares. Nuestra recomendación es que el bolívar lo transformes en un bien no perecedero, como comida que no se dañe, repuestos para carros, cosas que vas a necesitar”, puntualizan.

8)Gastos planificados. “Si eres jefe de tu dinero asigna montos para cada tarea: tanto para comida, tanto para el carro. Que el gasto no dependa del estado de ánimo, sino de un plan que creaste”, remarcan. “Es más fácil supera las tentaciones si el dinero tiene una tarea; así se reducen la ansiedad y la frustración”.

9)Ser flexible. “Si te excediste en una de las categorías busca cómo compensar. Hay meses de meses. A veces la gente es lineal con el presupuesto, y la vida no es lineal. Eso lo negocias contigo mismo”, señalan.

10)Invierte en ti. “Necesitas usar tiempo para despejarte, para actividades que te permitan reducir la ansiedad, para hacer cosas que te llenen”, indican los expertos. Puede ser un hobby, tocar un instrumento, bailar, hacer un curso…

Paula Vargas y Rafael Álvarez están organizando actividades de formación, como el taller Conquista tus finanzas, que se dictará el 27 de noviembre en Espacios en Blanco, en Bello Campo.