El mes pasado se crearon 263.000 nuevos puestos de trabajo por encima de las expectativas de los analistas

El índice de desempleo en Estados Unidos pasó de 3,8% a 3,6% en abril, la cifra más baja desde finales de 1969, lo que se puede tomar como muestra de robustez de la primera economía mundial.

El informe del Departamento de Trabajo divulgado este viernes indicó que el cuarto mes de 2019 se crearon 263.000 nuevos puestos de trabajo, más de 45 mil plazas por encima de las expectativas de los analistas, quienes habían anticipado unos 217.000.

El documento además, registró al alza la creación de empleo en marzo, hasta los 189.000, es decir, 16 mil más que lo previamente reportado.

Los datos también mostraron un alza en la retribución de los trabajadores.

Foto: EFE.

El salario medio subió en marzo en 6 centavos de dólar la hora, hasta los 27,77 dólares. En los últimos 12 meses, los sueldos se han incrementado 3,2%.

La tasa de participación en la fuerza laboral, es decir, la proporción de estadounidenses que se encuentran empleados o buscando empleo, se redujo levemente en abril hasta 62,8%, frente al 63% del mes precedente.

Este ha sido el mes número 103 en el que el empleo crece de manera consecutiva en EEUU, la racha más larga de bonanza en el mercado laboral de la que se tiene constancia.

Por sectores, la construcción agregó 33.000 empleos y sanidad sumó 27.000 nuevos puestos de trabajo.

El sector manufacturero, afectado por las tensiones con China y las bajas exportaciones, añadió sólo 4.000.