El mandatario estadounidense anunció un alza de 10% a 15% los aranceles a bienes chinos por 300.000 millones de dólares a partir del 1º de septiembre, y de 25% a 30% los impuestos a otro grupo de importaciones valoradas en 250.000 millones de dólares

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump respondió este viernes a los aranceles impuestos por China con una nueva ronda de gravámenes en retaliación. 

Tras haber prometido que respondería, Trump denunció en Twitter la “injusta relación comercial” y anunció que subía de 10% a 15% los aranceles a bienes chinos por 300.000 millones de dólares a partir del 1º de septiembre y aumentando de 25% a 30% los impuestos a otro grupo de importaciones valoradas en 250.000 millones de dólares

Más temprano, Trump amenazó con responder a los aranceles que el gobierno chino impuso a productos estadounidenses por 75.000 millones de dólares.

“Responderé a los aranceles chinos esta tarde. ¡Esta es una GRAN oportunidad para Estados Unidos!”, escribió el mandatario norteamericano en su cuenta personal de Twitter.

Las medidas de este viernes abren un nuevo capítulo en el conflicto comercial entre ambas potencias económicas.